Toni Nadal desvela no haber cobrado nunca un euro por entrenar a Rafa y otros secretos

Yahoo Deportes
Toni Nadal junto a su sobrino Rafa Nadal sosteniendo su décimo Roland Garros (Foto de AP /Michel Euler)
Toni Nadal junto a su sobrino Rafa Nadal sosteniendo su décimo Roland Garros (Foto de AP /Michel Euler)

Toni Nadal, tío y exentrenador de Rafa Nadal saca a la luz en una entrevista con el diario suizo Blick varios secretos de su relación, como que nunca cobró un euro por ayudarle a convertirle en lo que es hoy. Además, reconoce su dureza con él durante años, pero asegura que fue “el mejor alumno que podía imaginar”.

Nunca el tío del mejor tenista español de la historia dijo tanto en una entrevista, aunque siempre que es entrevistado aporta algo de lo que no teníamos conocimiento. En eso hay pocos como él, raramente decepciona periodísticamente hablando, pero esta vez, valga el chascarrillo por el origen de su familia, se lleva la palma.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En una charla con el medio suizo antes mencionado, Toni revela ciertos entresijos de su relación profesional con su sobrino, al que reconoce haber sometido a unos entrenamientos muy exigentes. También, cuenta anécdotas no sabidas hasta ahora por los amantes del tenis.

La primera de estas, por ejemplo, tiene que ver con el primer título conseguido en la tierra batida de París, el primer Roland Garros de Rafa: “Después de conseguir algo importante, siempre nos hemos centrado en el futuro. Después de ganar a Mariano Puerta, le dejé una carta en su habitación de hotel, desgranando todas las cosas que había hecho mal durante el torneo y le hice una lista con todos los jugadores españoles que habían ganado un Grand Slam, preguntándole si quería ser mejor que ellos o se conformaba ya. Sabía lo que Rafa quería en el tenis, así que la única manera de prepararlo era endureciéndolo”.

Otro hecho del que no teníamos ni la más remota idea, y que sorprende por los años que ha estado entrenando a Rafa, es que Toni no cobró ni el más mínimo euro por preparar a su sobrino nunca. Así lo ha confesado: “Nunca me pagó ni un euro, se lo pedí yo. Eso es lo que me permitió tener total independencia, si hubiera tenido que depender de su salario habría aceptado cosas que no estaba dispuesto a aceptar. Al no permitir que me pagara, compré mi libertad de expresión e independencia”.

Y añade: “El padre de Rafael y yo heredamos un negocio familiar y acordamos que él se encargaría de ello y yo del tenis. Podría haber sido menos duro con Rafael, y por supuesto que haría muchas cosas diferentes a las que hice, pero trabajé de acuerdo a mis principios y a mi sobrino no le fue nada mal”.

Otro concepto sobre el que es preguntado en la entrevista es sobre el tipo de entrenamiento que desarrolló durante años con Rafa. En este punto reconoce haberle sometido a mucha carga: “Le hice la vida muy difícil a veces. Organizaba entrenamientos mucho más largos de lo habitual, le obligaba a entrenar con bolas malas en pistas muy adversas”.

Pero, con ello, logró lo que quería: “La verdad es que él fue el mejor alumno que podría imaginar. Su predisposición a aprender fue brutal y siempre entendió la dureza y la exigencia como un medio para obtener un fin. Con el tiempo, hizo suyas las altas demandas que yo le imponía cuando era niño. Un jugador debe hacer las cosas porque está convencido de ellas, no porque se le obliga”.

Sobre el riesgo a poder quemar a Rafa con tanto volumen de trabajo, asegura que “un entrenador debe saber cuándo es preciso ser exigente y cuándo debe contenerse”. Cuando su sobrino ha pasado por momentos complicados, como dudar de sí mismo, Toni asegura que siempre buscó “darle motivación, ánimos e intentar fortalecerlo”. Sin embargo, afirma que cuando las cosas iban bien, siempre le pidió algo más.

“Vivimos en un mundo en el que la gente solo quiere divertirse, incluso cuando está entrenando, pero la vida no es solo diversión. La mayoría se frustra cuando las cosas no van bien y no están dispuestos a cambiar sus hábitos. El que necesita ser elogiado no va a mejorar nunca”, señala Toni, que al respecto de este sacrificio por cambiar lo que ha dejado de funcionar o ser tan efectivo, destaca la figura de Roger Federer, que nunca ha dejado de evolucionar en su juego.

Rafa Nadal no escapa a tal premisa. De él, su tío explica: “Tiene un gran carácter, siempre hemos trabajado en eso porque el mal comportamiento conduce a problemas, tanto en la cancha como en la vida. Jamás habría tolerado que tirara una raqueta, pero tampoco describiría a Rafael como una persona humilde. Él sabe que es un gran tenista, pero lo que mejor sabe es que no debe sentirse especial por eso. Siempre ha sido lo suficientemente inteligente como para dejarse aconsejar por otros; eso es lo que ha hecho que la fama y el dinero no se le hayan subido a la cabeza”.

Sobre el parón a causa del coronavirus, que ha suscitado una gran polémica en temas como la negativa de Federer a jugar sin público, Toni es claro: “Seguimos sin pensar demasiado en el tenis en estos momentos. Comprendo perfectamente la postura de Roger de no querer jugar sin público, pero también debemos entender que poder disputar el torneo podría ser importante para revitalizar la economía. Creo que habría que intentar jugarlo en septiembre, quizá puedan entrar algunos aficionados a los estadios ya. Todos los jugadores llevan mucho sin tenis y tienen ganas de retomarlo”.

Centrándose en el ‘Big 3’, precisamente, cuenta una realidad que todos los que disfrutan con el tenis conocemos pero que no queremos afrontar: “Roger, Rafa y, en menor medida Novak, se están quedando sin tiempo. Cada año es más difícil ganar grandes títulos”.

Pero de ellos dice que “los tres se encuentran muy motivados por pasar a la historia como el que más títulos consiguió”. Esta situación, en su opinión, está propiciada por “lo que ocurrió en Wimbledon 2019”, del que cuenta que “un triunfo de Federer habría abierto una brecha importante, pero ahora todo es posible”. Y, a pesar de su edad, matiza que los tres, “Roger, Rafa y Novak siguen dominando porque son capaces de ganar partidos a los mejores aún teniendo un mal día, algo que los jóvenes aún no pueden conseguir. Percibo una clara falta de voluntad por sacrificarse en todos ellos, aunque excluiría de esta crítica a Daniil Medvedev y Dominic Thiem”.

Habrá que estar atentos a la evolución de estos dos últimos, ya que Toni de esto del sacrificio sabe un poco. De su entrevista sacamos esa lección: nada llega sin esfuerzo, toda gran recompensa conlleva un sacrificio aún mayor.


Más historias que te pueden interesar:

Otras historias