Pasa horas colgado de la Torre Tump exigiendo hablar con el presidente y después se escapa de la ambulancia

M. J. Arias
·2 min de lectura

La noche del domingo al lunes fue especialmente ajetreada para la Policía de Chicago, que pasó horas negociando con un hombre de unos 30 años que se había encaramado en lo alto de la Torre Trump de la ciudad descolgándose por su fachada y amenazando con saltar al vacío si no hablaba con el presidente de los Estados Unidos. El martes, según informa la NBC, se escapaba de la ambulancia en la que le trasladaban. Unas horas después era detenido de nuevo.

Según medios locales, el hombre subió hasta el piso 16 y desde allí se descolgó usando lo que parecía ser un arnés de escalada. Eran alrededor de las cinco y media de la tarde del sábado. Su acción implicaba la reclamación de una conversación con Donald Trump que no llegó a producirse pese a su empeño porque los medios se hiciesen eco de su reivindicación para que su situación llegase a oídos de la Casa Blanca y accediesen a su petición. De lo contrario, amenazaba con suicidarse saltando al vacío.

El portavoz de la policía de Chicago, Tom Ahern, citado por la NBC, fue informando en todo momento de cómo avanzaba el dispositivo policial montado alrededor de la torre, que incluyó la participación de un negociador y de un equipo SWAT. Fueron los integrantes de este último los que interceptaron al hombre una vez este hubo entrado de nuevo en el balcón. Para entonces ya era la mañana del lunes. Estuvo colgado entre 13 y 14 horas.

Su acción implicó el cierre al tráfico de la calle donde se eleva la Trump Tower, con vistas al río, y que tuviesen que desviar también la ruta de varias líneas de autobús. Alrededor de las siete de la mañana del lunes Ahern comunicaba que la situación había sido “resuelta pacíficamente por los negociadores” y el hombre había sido puesto bajo custodia.

A los pies de la torre se congregaron multitud de curiosos que grabaron cos sus dispositivos móviles lo ocurrido y hubo quien, al parecer, llegó a creer que podría tratarse del rodaje de una escena de la nueva película de Batman, cuyo equipo ha estado trabajando estos días en Chicago.

El martes volvía a haber noticias del hombre tras publicarse una alerta de búsqueda después de que escapase de la ambulancia que le trasladaba de un hospital a otro para someterle a una evaluación mental. Horas más tardes, ya el miércoles, era encontrado de nuevo. La Policía de Chicago ha informado de que no enfrentará cargos por colgarse de la fachada de la torre.

La identidad del autor de este incidente no ha sido dada a conocer, aunque algunos medios han publicado que para llevar a cabo las negociaciones se usó un intérprete de ruso.

EN VÍDEO | Las plataformas sociales nuclearizan la política estadounidense