La maldición de los documentales deportivos: el Tottenham estrena el suyo tras una temporada desastrosa

·6 min de lectura
El entrenador José Mourinho y los futbolistas Hugo Lloris, Heung-Min Son, Lucas Moura y Dele Alli sentados en un escenario.
De izquierda a derecha, el entrenador del Tottenham José Mourinho y los futbolistas Hugo Lloris, Dele Alli, Lucas Moura y Heung-Min Son durante la presentación del documental sobre el equipo. Foto: Tottenham Hotspur FC via Getty Images.

Los clientes que tengan contratado el servicio de televisión de Amazon ya pueden disfrutar de All or Nothing: Tottenham Hotspur, la serie documental centrada en el club de la Premier League inglesa. De momento, para abrir boca, están disponibles los tres primeros capítulos, a razón de tres cuartos de hora cada uno. A juzgar por las imágenes mostradas en el trailer, la grabación va a explotar mucho la figura controvertida de José Mourinho, el actual entrenador del equipo londinense.

No obstante, probablemente no fuera esa la intención inicial cuando los Spurs decidieron embarcarse en esta aventura. En el verano de 2019 los blancos estaban en un punto bastante alto: venían de inaugurar su flamante estadio, el segundo más grande de la ciudad solo por detrás de Wembley; habían logrado un meritorio cuarto puesto en el torneo liguero; y, sobre todo, se habían metido ni más ni menos que en la final de la Liga de Campeones por primera vez. El técnico, el argentino Mauricio Pochettino, era uno de los nombres de moda en el panorama internacional.

Sin embargo, la grabación coincidió con un periodo de decadencia muy acusada. Una serie de malos resultados le costó el cargo a Pochettino, que llevaba al frente de la plantilla desde 2014 (aunque también se dice que el propio documental tuvo parte de culpa en su salida). Esto obligó a su reemplazo por Mourinho en noviembre, cuando ocupaban el 14º puesto. El fichaje estrella, el francés Tanguy Ndombele, que costó 55 millones de libras (62 de euros), completó un curso bastante mediocre, hasta el punto de que el propio Mourinho cuestionó su profesionalidad. Y por si fuera poco, quiso la mala suerte que todo coincidiera con la pandemia de coronavirus que causó pérdidas multimillonarias.

Este del Tottenham es el último caso de un formato que se está repitiendo mucho recientemente en las principales plataformas de distribución de contenidos audiovisuales. De hecho, All or Nothing, que se puede traducir como “todo o nada”, da nombre a la colección que se inauguró con un documental sobre la campaña 2017-18 del Manchester City, que sí que fue exitosa (ganó la liga con un registro asombroso de 100 puntos y una diferencia de goles de +71, aunque en Europa no pasó de cuartos de final). La propia Amazon hizo otra producción similar sobre la selección de Brasil que en 2019 fue campeona de la Copa América.

Ambos casos fueron exitosos en lo deportivo para los protagonistas... pero pueden considerarse las excepciones. La realidad tiende a parecerse más a lo ocurrido con el Tottenham. El ejemplo más claro quizás sea una obra de Netflix que se extendió durante dos temporadas: Sunderland ‘Til I Die (“Del Sunderland hasta la muerte”). Su tensión dramática y su habilidad narrativa la convirtieron en un producto muy aclamado por los espectadores y la crítica.

Sin embargo, para el equipo de fútbol propiamente dicho la experiencia fue calamitosa. El programa cubre las temporadas 2017-18 y 2018-19. En la primera de ellas los rojiblancos, que acababan de descender de la Premier League al Championship, pretendían volver a ascender rápidamente, pero el curso fue un desastre absoluto que les llevó a bajar una división más. Y la campaña siguiente, en la que también se contaba con el ascenso, les vio permanecer en la tercera categoría y no pasar del quinto puesto, en lo que era el momento más bajo en toda la historia del club.

Hay más, muchos más. Los aficionados españoles todavía recuerdan, tanto los merengues por la indignación que les causó como los antimadridistas por las risas a su costa, El Corazón de Sergio Ramos, producción también de Amazon (de calidad muy discutible, según la mayoría de las críticas) centrada en el capitán de los blancos y de la selección española. Quiso la mala fortuna que el rodaje coincidiera con la campaña 2018-19, en la que su equipo no logró título alguno más allá del Mundialito, y en el que además él protagonizó un suceso bastante desafortunado: en octavos de final de Champions, cuando su equipo iba ganando en Ámsterdam en el partido de ida, forzó la amarilla que le haría perderse la vuelta por acumulación de amonestaciones pero que le permitiría pasar limpio a cuartos. No contaba con que el Ajax les pegara una paliza en el Bernabéu.

El Barcelona también tiene su cuota de ridículo. Matchday es la serie que siguió, para Rakuten TV (plataforma asiática que patrocina al club), las andanzas de los culés durante la misma 2018-19. Todo iba razonablemente bien hasta que llegaron las semifinales de la Champions y el Liverpool, posterior campeón, les infligió una de esas goleadas que pasan a la historia. Apenas unas semanas después, cayó derrotado por el Valencia en la final de la Copa del Rey, siendo la primera vez desde 2015 que no alzaba este trofeo.

HBO sacó, de cara al Mundial de hace un par de años, la serie Destino Rusia 2018, con reportajes sobre algunas de las selecciones que iban a participar en el torneo; teniendo en cuenta que la producción era española, que uno de sus primeros capítulos hablaba del “relevo generacional” para tratar de reeditar el éxito de 2010 y que aquello acabó como acabó, no parece que la Federación esté dispuesta a repetir el experimiento. Fuera de nuestro país otros equipos también tienen lo suyo. First Team Juventus, de Netflix, cuenta las andanzas de los blanquinegros en la 2017-18, donde como de costumbre arrasaron en Italia... pero, de nuevo, fracasaron en las competiciones internacionales. Boca Juniors Confidencial, también de Netflix, relata el 2018 de los xeneizes, campeones de Argentina... justo antes de perder la final de la Libertadores (aquella que hubo que disputar en Madrid) contra el enemigo íntimo River Plate.

Parece que el formato ha llegado para quedarse y probablemente tenga mucho éxito comercial. A qué aficionado de un equipo no le gusta ver las interioridades y el día a día del trabajo de sus héroes. No obstante, quizás para el espectador no partidario no tengan tanto interés. Algunas, como producto de consumo, son más bien discretas; esta misma del Tottenham ya ha cosechado críticas negativas que las acusan de repetitivas y de elevar temas irrelevantes casi a la categoría de asuntos de Estado. Por otra parte, a los propios protagonistas tampoco les hace demasiada gracia; el mismo Mourinho dijo en su momento que no había disfrutado nada del proceso porque, con tanta cámara invasiva por todas partes, se sentía como “en Gran Hermano”. Si a todo esto le sumamos el factor de “portadoras de mala suerte”, a lo mejor los clubes deberían plantearse hasta qué punto merece la pena seguir prestándose para grabar este tipo de series.

Más historias que te pueden interesar: