La tranquilidad de Max Verstappen no debe camuflar la gravedad de los problemas de Red Bull

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Verstappen está a más de 50 puntos de Leclerc en el campeonato cuando solo se han disputado 78 (Photo by Mark Thompson/Getty Images)
Verstappen está a más de 50 puntos de Leclerc en el campeonato cuando solo se han disputado 78 (Photo by Mark Thompson/Getty Images)

Con 78 puntos diputados, la diferencia entre Charles Leclerc, actual líder del Mundial y ganador ya de dos Grandes Premios, y Max Verstappen, actual campeón del mundo, ya es de 56 puntos en la clasificación general. Una hemorragia muy severa que parece estar pasando desapercibida debido a los pocas quejas que han salido del neerlandés a pesar de estar contra las cuerdas sin que él haya tenido nada que ver.

Este mismo martes Verstappen, mientras estaba presente en un streaming en el Twitch de Gianni Vecchio, afirmaba que “da igual si salgo delante o detrás, nunca acabo la carrera”. El tono con el que se expresaba era mucho más distendido que después de una carrera como es lógico, pero, lo más destacable, es que tras abandonar en Australia sus palabras no fueron para nada críticas con su equipo. Algo sorprendente para alguien que tiene como principal misión salvar su corona. Lo cierto es que ya en la temporada anterior, justo en las últimas carreras luchando contra Lewis Hamilton, Verstappen declaraba que no pasaba nada por si no ganaba el Mundial. Todos pensábamos que era una táctica para sacarse presión de encima y de hecho no hay motivos para creer que fuera lo contrario. Pero sí que son palabras que reflejan una frialdad inusual sobre algo que buscan absolutamente todos los pilotos del mundo.

Está claro que Red Bull está un paso por detrás de Ferrari y por ello Max puede ser más pesimista. Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que los de Maranello han creado el coche más equilibrado de toda la parrilla y en tres circuitos diferentes entre sí han sido los dominadores. Pero parece que le estamos quitando hierro al asunto. Como Verstappen no exige a los de Milton Keynes explícitamente, esperamos que en algún momento puedan contar con las mismas prestaciones. Pero, en cambio, el pasado fin de semana vimos la máxima diferencia. Leclerc le quitaba cinco décimas fácil a Max en un circuito muy corto y rápido. Es una cifra muy preocupante. Igual de temible que la diferencia con la que ganó. Leclerc le quitó más de 20 segundos a Pérez. Es decir, podría haber parado una vez más en boxes y hubiera vencido igual.

Max Verstappen volvió a abandonar en Australia. Foto: TPN/Getty Images.
Max Verstappen volvió a abandonar en Australia. Foto: TPN/Getty Images.

Lo único que ha podido igualar un poco las cosas ha sido el propio Verstappen siempre que la fiabilidad se lo ha permitido. La única carrera que ha terminado lo ha hecho por delante de todos. Pero eso no debe servir para que Red Bull se piense que están en igualdad de condiciones si la fiabilidad se lo permite. No solo radica ahí el problema y en tres fines de semana se ha visto. A pesar de prometer en los libres, Ferrari encuentra algo más que los austriacos el sábado y, sobre todo, los domingos.

Está claro, sin embargo, que Verstappen, una vez ya ha sido campeón, está mucho más calmado. En pista también es palpable. Acciones tan al límite como el año pasado no se han visto en estos duelos con Leclerc. Sacarse el peso de llegar a la gloria es un alivio para cualquiera. No estamos diciendo que se conforme con un solo Mundial. Pero el objetivo primordial ya lo ha logrado y ahora lo está disfrutando.

En definitiva, que Verstappen no envie mensajes pidiendo mejoras no significa que en Milton Keynes deban estar tranquilos. Ya no solo para el actual campeón, sino por ellos como equipo. Mercedes, la peor Mercedes desde 2013, está por delante de ellos en la general de constructores y Ferrari ya les saca 49 puntos en cabeza. Ser el coche menos fiable de la parrilla no es un buen arranque para la marca que estaba llamada a dominar la nueva era de la Fórmula 1.

Vídeo | Lo mejor de 2021: Max Verstappen - Campeón del Mundo 2021

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente