La transformación de Mesut Özil: dejar el balón para ingresar a la política

Juan Manuel Lopez banner
Juan Manuel Lopez banner

"Queman sus Corán. Cerraron sus mezquitas. Prohíben sus escuelas. Matan a sus hombres santos. Los hombres son obligados a internarse en campos y sus familias se ven obligadas a vivir con hombres chinos. Las mujeres se ven obligadas a casarse con hombres chinos".

No es la declaración de un Jefe de Estado, tampoco la de un exiliado político o la de un famoso activista. El texto lo escribió Mesut Özil en sus redes sociales, a modo de denuncia, buscando explicar cómo, según su punto de vista, en la región de Xinjiang (China) maltratan a la minoría musulmana uigur.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Özil aprovecha el poder que le dio el fútbol para ser una caja de resonancia. Esa es su nueva misión. Claro que sus declaraciones recibieron una respuesta fuerte e inmediata: la Televisión Central de China (CCTV) decidió no emitir el último fin de semana el partido de la Premier League que disputó el Arsenal (frente al Manchester City) y el futbolista fue retirado de las versiones chinas del popular Pro Evolution Soccer (PES). NetEase, una de las compañías de Internet más conocidas del país asiático y la encargada de distribuir el juego de Konami, avisó que eliminará al ex-Real Madrid de la plantilla del club inglés por "atacar a los sentimientos de los fans chinos y violar el espíritu deportivo de paz y amor".

Mesut Ozil desaparece del FIFA Online y Pro Evolution Soccer en China

El Arsenal, justamente, intentó desmarcarse de los comentarios de su jugador, pero ya fue demasiado tarde. De hecho, ya es demasiado tarde para cualquier tipo de acontecimiento: Özil, desde hace tiempo, está dejando de ser ese talentoso futbolista para sumergirse en otro mundo que no tiene tanto que ver con los goles y las asistencias.

Mesut Ozil
Mesut Ozil

Este año, sin ir más lejos, la estrella alemana de origen turco se casó en Estambul con la modelo turca Amine Gülse. ¿Qué tiene de extraño? La ceremonia contó con un testigo bastante particular: el propio presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, lo que parece ser otra declaración de intenciones, en una región donde la paz no está asegurada.

Su relación con Erdogan ya había levantado varias críticas en Alemania, razón por la que terminó renunciando a su Selección, con la que ganó la Copa del Mundo de Brasil 2014. “Soy alemán cuando ganamos, un inmigrante cuando perdemos… Es con mucho dolor y después de mucha consideración que debido a los hechos recientes no jugaré por Alemania mientras tenga este sentimiento de racismo y falta de respeto", afirmó el día de la renuncia, en julio de 2018.

Mesut Özil Germany 2014
Mesut Özil Germany 2014

Dicho comentario, por supuesto, levantó más polémica todavía. "Te quejaste por el racismo en Alemania, pero... ¿no dices nada del racismo en Turquía?", le reprochó el exfutbolista alemán Deniz Naki, campeón de Europa Sub-19 (2008), descendiente de kurdos.

Otras historias