Los tremendos números de Higuaín

Gonzalo Higuaín vive dos realidades completamente distintas. Una en Argentina, donde es fuertemente cuestionado por sus actuaciones en la Selección y tiene su nombre directamente asociado a las situaciones desperdiciadas en las finales del Mundial y las dos últimas Copas América. Y otra, diametralmente opuesta, en Europa, donde está cada vez más asentado como uno de los mejores centrodelanteros del planeta a nivel clubes: con los dos goles que le marcó a Napoli el miércoles en las semifinales de la Copa Italia, el Pipita llegó a los 25 tantos en lo que va de la temporada y llegó a su cuarta campaña consecutiva en la que anota al menos en 24 ocasiones.

En su primer año en Juventus, el delantero justificó rápidamente la enorme inversión realizada por la Vecchia Signora para contratarlo: lleva 19 gritos en la Serie A, 3 en la Copa Italia y otros 3 en la Champions League, en un total de 41 partidos, lo que le otorga un altísimo promedio de 0,61 tantos por encuentro. A falta de 8 fechas para el final del torneo italiano y con el equipo en carrera en las copas locales e internacionales, Higuaín todavía tiene chances de alcanzar los 38 tantos que marcó en 2015/16 (36 en Serie A y 2 en Europa League, su última temporada en Napoli. En 2014/15, los gritos habían sido 28 (18 en Serie A, 1 en Copa Italia, 2 en Supercopa italiana y 7 en Europa League). Y en 2013/14, su primera campaña en el Calcio, 24 (17 en Serie A, 2 en Copa Italia, 4 en Champions League y 1 en Europa League).

Para poner en contexto los números del Pipita, basta con compararlo con lo que sucedió en el fútbol argentino en los últimos cuatro años: no hubo ningún jugador que llegara siquiera a dos años no consecutivos con 24 tantos. De hecho, solamente dos futbolistas alcanzaron esa cifra desde 2013: Marco Ruben, que en 2015 convirtió 24 tantos (21 en el torneo local y 3 en la Copa Argentina) y José Sand, que lleva 26 goles desde el comienzo de 2016 (14 en el Campeonato 2016, 10 en el Campeonato 2016/17, 1 en la Copa Argentina y 1 en la Supercopa Argentina). En 2014, el máximo artillero del país fue Teófilo Gutiérrez, con apenas 17 gritos (6 en el torneo Final, 10 en el Campeonato 2014 y 1 en la Sudamericana). En 2013, en tanto, fue Emmanuel Gigliotti, con 19 (11 en Colón en la primera mitad del año y 8 en Boca, en el segundo semestre).

Estas cifras, que pocos atacantes en el planeta son capaces de igualar, contrastan enormemento con la producción del Pipita con la camiseta de la Selección argentina durante el mismo período de tiempo: desde junio de 2013 a la fecha, el punta disputó 35 encuentros en la Albiceleste y convirtió solamente 12 goles (4 en amistosos, 1 en el Mundial, 1 en Eliminatorias y 6 en Copa América). La media es de 0,34 gritos por encuentro.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines