Tributo a Bryant y Stern; Bridges, Williamson, y Doncic ponen el espectáculo

Agencia EFE
PJ Washington (i), de los Charliotte Hornets y Luka Doncic, de los Dallas Mavericks, durante su partido. EFE/EPA/Nuccio Dinuzzo
PJ Washington (i), de los Charliotte Hornets y Luka Doncic, de los Dallas Mavericks, durante su partido. EFE/EPA/Nuccio Dinuzzo

Houston (EE.UU.), 15 feb (EFE).- La 69 edición del Fin de Semana de las Estrellas comenzó su andadura con un tributo a la memoria del exbase de Los Ángeles Lakers, Kobe Bryant, y del excomisionado David Stern ambos fallecidos el pasado mes de enero.

Mientras que el alero Miles Bridges, de los Hornets de Charlotte, el ala-pívot novato Zion Williamson, de los Pelicans de Nueva Orleans, y el base esloveno Luki Doncic, de los Mavericks de Dallas, pusieron el espectáculo en el Partido de las Futuras Estrellas de la NBA, que ganó (151-131) el Equipo USA ante el Equipo del Mundo.

Bryant, de 41 años, junto a su hija de Gianna, de 13, murieron en un accidente de helicóptero ocurrido el pasado 28 de enero en el área de Calabasas (California), junto con otras siete personas que viajaban a bordo de la nave cuando se estrelló, sin que hasta el momento se conozcan las causas que provocaron el accidente.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Stern, que estuvo 30 años al frente de la NBA, falleció el pasado 1 de enero, a los 77 años, al no poderse recuperar de un derrame cerebral que días antes había sufrido mientras se encontraba en un restaurante de Nueva York.

El pívot español Pau Gasol, de los Trail Blazers de Portland, y la veterana base Sue Bird, del Storm de Seattle, de la WNBA, fueron los encargados de dedicar unas sentidas palabras de recuerdo y admiración hacia los dos fallecidos, a los que consideraron "claves" en la globalización del deporte del baloncesto de la NBA.

Gasol, compañero de Bryant con los Lakers a los que ayudó a ganar los dos últimos títulos de la franquicia, dijo que su legado estaría siempre presente y especialmente durante el Fin de Semana de las Estrellas, a los que siempre llegó para hacer cosas "épicas".

Bird se encargó de destacar el gran apoyo de Stern a todo el mundo del baloncesto, pero en especial al femenino, sin el cual no hubiese sido posible que actualmente existiese la liga femenina.

Tras el tributo ofrecido a Bryant y Stern, llegó la disputa del Partido de las Futuras Estrellas de la NBA con los Equipos de USA y del Mundo, formado por jugadores novatos y de segundo año estadounidenses y extranjeros.

El alero Miles Bridges, de los Hornets de Charlotte, el ala-pívot novato Zion Williamson, de los Pelicans de Nueva Orleans, y el base esloveno Luki Doncic, de los Mavericks de Dallas, pusieron el espectáculo en el Partido de las Futuras Estrellas de la NBA, que ganó (151-131) el Equipo USA ante el Equipo del Mundo.

Aunque el alero reserva Eric Paschall, de los Warriors de Golden State, consiguió 23 puntos liderando el ataque del Equipo USA, los dos grandes protagonistas fueron Bridges y Williamson.

El equipo de Estados Unidos se acreditó la victoria en un partido en el que se registraron 41 mates combinados (21 por parte del equipo ganador y 20 del Mundo) y al final tuvo como grandes protagonistas al alero segundo año

El base Collin Sexton, de los Cavaliers de Cleveland, que también salió del banquillo, agregó 21 puntos, y otro jugador reserva, Bridges, encestó 20 para el Equipo de Estados Unidos.

Williamson, tuvo 14 tantos en 20 minutos de acción, al anotar 7 de 11 tiros de campo, y dobló el aro de una canasta, cuando intentó un mate.

Después de atrapar un pase de su compañero de equipo Trae Young, Williamson saltó y golpeó el aro en su intento de anotar canasta y dobló el aro.

Pero no fue el único mate de Williamson que puso de pie a la multitud el viernes.

El jugador de los Pelicans impresionó a los asistentes al partido tras hacer temblar el tablero con un mate después de un pase entre las piernas de su compañero de equipo, el base novato Ja Morant, de los Grizzlies de Memphis.

Por el Equipo del Mundo, el líder fue alero novato canadiense R.J. Barret, de los Knicks de Nueva York, que tuvo 27 tantos.

Su compatriota, el también alero de los Grizzlies, Brandon Clarke, acabó con 22 puntos y ocho rebotes, y Doncic consiguió 16 tantos en 24 minutos de acción.

El exjugador del Real Madrid anotó 6 de 11 tiros de campo, incluidos 4 de 9 triples, logró dos rebotes y entregó cinco asistencias.

También protagonizó la canasta más espectacular del partido al anotar un triple con un sola mano, la derecha, desde la mitad del campo, cuando se completaba la primera parte y que le dio al Equipo del Mundo la ventaja parcial de 81-71 y puso de pie a los miles de espectadores que llenaban las gradas del United Center de Chicago.

Pero sería luego el Equipo de Estados Unidos el que dominó con Bridges como el líder y el protagonistas de las acciones individuales más espectaculares que le hicieron merecedor al premio de Jugador Más Valioso (MVP).

Bridges hizo que los seguidores aplaudieran al final del tercer cuarto cuando protagonizó un mate al enviar el balón contrata el tablero de vidrio y luego meterlo el mismo en la canasta.

La acción de Bridges abrió el camino de la victoria destacada del Equipo de Estados Unidos, que dio toda una exhibición encestadora.

El duelo de ambos equipos dejó inaugurado el primer Fin de Semana de las Estrellas en la Ciudad de los Vientos desde 1988, cuando el legendario Michael Jordan, del equipo de los Bulls, deslumbró al mundo entero en el antiguo Estadio de Chicago con un mate histórico, que valió un concurso, y 40 puntos que dieron la victoria a la Conferencia Este.

Otras historias