Un alcalde sevillano ejerce de policía para cubrir las bajas de sus agentes

Yahoo Noticias

En Burguillos, un pueblo situado a menos de 30 kilómetros al norte de Sevilla, los vecinos, dice su alcalde, sienten “temor” por la situación de desprotección en la que se encuentran desde hace dos meses. Un solo agente vela por la seguridad de una localidad de casi 7.000 habitantes. Ante este panorama, el edil, que antes de dedicarse a la política era policía, ha decidido salir a patrullar mientras dure la baja del resto de agentes.

Antes de alcalde fue policía. (Foto: Getty Images)
Antes de alcalde fue policía. (Foto: Getty Images)

Según publica el Diario de Sevilla, la situación se remonta a unos pocos días antes de que Domingo Delgado, del Partido Popular, tomase posesión de su cargo como alcalde de Burguillos. Fue entonces cuando el 80% de la plantilla de la policía local -compuesta por cuatro agentes y un vigilante- se tomó una baja médica de la que no han vuelto aún.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Visto que la situación se prolonga sin fecha de solución a la vista y que un solo policía no puede atender las necesidades de todo un pueblo, Delgado ha recuperado momentáneamente su antiguo trabajo y salido a la calle. Cuentan en el mencionado diario local que lo mismo habla con traficantes y drogadictos que presta labores de vigilancia. Y que, si un ciudadano le llama porque están robando su casa, acude al lugar y salta la tapia.

Eso mismo es lo que ocurrió el pasado miércoles, cuando un vecino fue alertado de que alguien estaba intentando entrar en su vivienda, en la que él no estaba en ese momento. Así que llamó al alcalde en busca de ayuda. “Le pedí que se acercara y no dudó en saltarse la cancela y entrar para intentar detener a los ladrones y evitar el robo, algo que no sé cómo agradecer”, ha explicado el afectado en unas declaraciones recogidas por Europa Press.

Delgado asegura que la situación es “insostenible” y culpa del aumento de la ocupación en el pueblo a su antecesor en el cargo, el socialista Valentín López, de quien dice que declaró “a la localidad libre de desahucios”. A raíz de aquella medida mantiene que ahora cuentan con “más de medio centenar de ocupas, que viven en viviendas en las que se han metido enganchando la luz de la calle”. La venta de drogas, explican en el Diario de Sevilla, también es un problema en la localidad.

A la baja médica a la que se han acogido los agentes se suma una situación laboral complicada. Estos reclaman el pago de las cantidades que se les deben y un acuerdo en la revisión de las condiciones de trabajo.

Otras historias