Un elefante bromea con unos turistas tras colarse en su habitación para beber agua de la piscina

El elefante es uno de los mamíferos más grandes que existen en el mundo. Puede llegar a superar los 4 metros de altura y a pesar varias toneladas. Es un animal  social que goza de una gran inteligencia. Prueba de ello es su capacidad de memorizar las rutas tras sus constantes desplazamientos. Además son muy empáticos y tremendamente protectores con los suyos.

Un elefante se cuela en el jardín de una cabaña del parque Nacional Kruger para beber agua de la piscina. (Crédito: Twitter/@laraleito)
Un elefante se cuela en el jardín de una cabaña del parque Nacional Kruger para beber agua de la piscina. (Crédito: Twitter/@laraleito)

Pero una de las características menos conocida de estos paquidermos es su sentido del humor. Algunos científicos afirman que estos animales tienen sentido propio y saben que son graciosos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pues bien, sentido del humor es precisamente lo que demostró tener un elefante del Parque Nacional Kruger de Sudáfrica tras colarse en la habitación de un hotel ubicado en plena sabana.

El elefante coge agua con su trompa y la lanza contra el cristal de la cabaña en la que había dos huéspedes observando el momento. (Crédito: Twitter/@laraleito)
El elefante coge agua con su trompa y la lanza contra el cristal de la cabaña en la que había dos huéspedes observando el momento. (Crédito: Twitter/@laraleito)

El paquidermo entró en el área privada de una de las cabañas del establecimiento para beber agua de la piscina. Al observar que en el interior de la misma había alguien grabándolo, cogió agua con la trompa y la lanzó contra el cristal.

Los autores de la grabación son una pareja de turistas que se encontraban pasando unos días de vacaciones, entre los cuales se encontraba la modelo rusa Lara Leito, en el Sabi Sabi Earth Logde del Parque Kruger para realizar unos días de safari.

Este tipo de alojamientos son espacios abiertos ubicados en medio de la sabana por los que habitualmente se pasean animales salvajes sin ningún tipo de problema. Los huéspedes pueden andar sin problema durante el día pero por la noche es preferible que lo hagan acompañados de algún guarda.

También te puede interesar:

Otras historias