Un pajarito voló alto en el Santiago Bernabéu

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
MADRID, SPAIN - OCTOBER 5: Fede Valverde of Real Madrid during the La Liga Santander  match between Real Madrid v Granada at the Santiago Bernabeu on October 5, 2019 in Madrid Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)
David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

Zinedine Zidane se ha pasado todo el verano buscando un todocampista. Paul Pogba era el elemento diferencial que quería el técnico francés para su mediocampo. Zizou es un hombre de ideas fijas y de la misma manera que llevaba desde 2012 pendiente del posible fichaje de Eden Hazard, a Pogba lo tiene en sus plegarias desde que cambió Turín por Manchester. Sin embargo, ante el Granada, el entrenador del Real Madrid debe haber visto, como hicimos todo, el primer vuelo de un jugador al que llaman pajarito, pero que de mantener este nivel, pronto deberá cambiar su apodo por uno más intimidante. Quizás su todocampista ha estado en casa todo este tiempo.

Federico Valverde cumple su segunda temporada como jugador de la primera plantilla del equipo merengue, pero todos los buenos presagios que había sobre futura carrera, no llegaban a confirmarse. El chico impresionó en Peñarol, donde debutó a los 16 años, luego en el Castilla, en el Deportivo de La Coruña, y también el año pasado ya en las filas del primer equipo, pero no parecía capaz de llegar a romper la coraza. No desentonaba, y se le adivinaban unas condiciones para el fútbol profesional impresionantes, pero no era capaz de dar el paso al frente.

Bien. Contra el Granada, finalmente, lo dio. Y de qué manera.

MADRID, SPAIN - OCTOBER 5: Back row: (L-R) Areola of Real Madrid, Sergio Ramos of Real Madrid, Toni Kroos of Real Madrid, Sergio Ramos of Real Madrid, Casemiro of Real Madrid, Karim Benzema of Real Madrid  Front row: (L-R) Alvaro Odriozola of Real Madrid, Gareth Bale of Real Madrid, Dani Carvajal of Real Madrid, Federico Valverde of Real Madrid, Hazard of Real Madrid  during the La Liga Santander  match between Real Madrid v Granada at the Santiago Bernabeu on October 5, 2019 in Madrid Spain (Photo by David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)
David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images

El uruguayo dejó a todos anonadados con su derroche físico en el Santiago Bernabéu. Tras un partido mustio y sin una pizca de energía entre semana ante el Brujas, Valverde puso la cantidad recomendada de empuje que venía pidiendo a gritos el equipo. La fórmula funcionó a la perfección. Con Casemiro al lado, el charrúa se multiplicó por todo el campo para recuperar un sinfín de balones, secando completamente a la sala de máquinas de un Granada que ya venció al Barça hace unas semanas y que se presentó en el Bernabéu con ganas de salir del feudo blanco como líder de la Liga.

Pero es que Valverde además jugo con mucho criterio en el último tercio del terreno. Fue quizás lo que más sorprendió a todos; la facilidad con la que salió jugando desde atrás, cómo era capaz de encontrar líneas de pase bastante arriesgadas e, incluso, como lograba plantarse en el área rival convirtiéndose en un elemento imprevisible para la zaga nazarí.

En la primera mitad, el pajarito hizo un gran desmarque que le dejó sólo en el área para rematar de cabeza, aunque Rui Silva frenó su ocasión con una gran parada. Después, sería el encargado de prolongar para que Eden Hazard anotara su primer gol como madridista y, ya en la segunda parte, una recuperación suya en el borde de área acabó en las botas de Luka Modric, que marcó un auténtico golazo.

SANTIAGO BERNABEU, MADRID, SPAIN - 2019/10/05: Real Madrid CF's Fede Valverde in action during the Spanish La Liga match round 8 between Real Madrid and Granada CF at Santiago Bernabeu Stadium in Madrid. Final Score: Real Madrid 4 - 2 Granada CF. (Photo by Manu Reino/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Manu Reino/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Entre medias, el derroche de físico y de fútbol que hizo Valverde fue de los que hacía mucho que no se veían por el Bernabéu. El uruguayo fue una grata noticia, sobre todo en un equipo en el que sobra la calidad pero en el que el esfuerzo no parece venir de fábrica en la gran mayoría de sus componentes.

Con un Modric titubeante, un Isco renqueante, y con Casemiro como único bastión defensivo del mediocampo en la plantilla, la explosión de Federico Valverde puede ser un factor clave en el buen devenir del equipo de aquí en más.

Hace unos días, en una tertulia de radio, Álvaro Benito, exentrenador de las categorías inferiores del Real Madrid decía que él había visto a Valverde hacer cosas extraordinarias, por lo que estaba convencido que podía acabar siendo un jugador muy importante para el Real Madrid a poco que decidiera romper el cascarón que parecía cohibirle cada vez que saltaba al campo.

De momento ha dado el primer paso. El uruguayo apenas tiene 21 años y toda su carrera por delante. Debe aprovechar su oportunidad y esta eclosión debe ahora mantenerse en los próximos meses. Zidane ya ha demostrado que le tiene fe y que piensa darle minutos, por lo que la pelota ahora está en el tejado del pajarito.

También te puede interesar:

Y de repente, apareció Alphonse Areola

Algo va mal en el Real Madrid cuando lo más ilusionante son los cedidos

Rodrygo y Vinicius: Tan iguales, tan distintos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente