Una joven que envió a diario mensajes de texto sobre su vida al número de su difunto padre recibe respuesta de un hombre afligido

Una joven de Arkansas de 23 años perdió a su padre sustituto hace cuatro años, pero siguió enviándole a diario mensajes de texto a su teléfono móvil para contarle sobre su vida. (Foto: Chris Delmas/AFP)
Una joven de Arkansas de 23 años perdió a su padre sustituto hace cuatro años, pero siguió enviándole a diario mensajes de texto a su teléfono móvil para contarle sobre su vida. (Foto: Chris Delmas/AFP)

Chastity Patterson perdió a su padre sustituto hace cuatro años, pero la joven de 23 años siguió enviándole a diario mensajes de texto a su teléfono para contarle sobre su vida.

Sin embargo, lo que Patterson no esperaba era recibir una respuesta el jueves, la noche anterior al cuarto aniversario de su muerte.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“Cada día le envío un mensaje de texto a mi padre para contarle cómo ha sido mi jornada, ¡lo he hecho durante los últimos cuatro años!”, publicó Patterson en Facebook. “¡Hoy recibí la señal de que todo estará bien y puedo dejarle descansar!”.

En las capturas de pantalla de sus mensajes de texto, Patterson le contaba cómo había logrado terminar la universidad, vencer al cáncer y superar el dolor. Le escribió innumerables mensajes hasta que recibió la inesperada respuesta del número de teléfono de su padre, que no fue más que un mensaje sincero de un hombre llamado Brad, quien perdió trágicamente a su hija en un accidente automovilístico hace varios años.

Cada día le envío mensajes de texto a mi padre para contarle cómo ha sido mi jornada, ¡lo he hecho durante los últimos cuatro años! ¡Hoy recibí la señal de que todo estará bien y puedo dejarle descansar! Jason Ligons

“Me llamo Brad y perdí a mi hija en un accidente automovilístico en agosto de 2014, desde entonces tus mensajes me han mantenido vivo. Cuando me envías un mensaje de texto, sé que es un mensaje de Dios. Lamento que hayas perdido a alguien tan cercano, pero te he escuchado durante años y te he visto crecer como nadie más”, dijo Brad.

“Desde hace años he deseado enviarte un mensaje de texto, pero no quería romperte el corazón”.

Brad llamó a Patterson “una joven extraordinaria” y compartió que desearía que su hija hubiera podido crecer para convertirse en la mujer que es ella.

“Gracias por tus anécdotas diarias, me recuerdan que existe un Dios y que no fue su culpa que mi pequeña se haya ido. En cambio, te puso en mi camino, mi angelito. Sabía que este día llegaría”, escribió. “Lamento que tengas que pasar por esto, pero si te hace sentir mejor, ¡estoy muy orgulloso de ti!”.

Desde entonces, la publicación ha acumulado 141 000 me gusta y 19 000 comentarios.

El sábado, Patterson publicó una actualización en Facebook, explicando que si bien Jason Ligons, quien falleció a los 36 años en un accidente automovilístico en 2015, no era su padre biológico, “la sangre no podía fortalecer más su relación”.

Patterson contó que “lo conocía de toda la vida” y que Jason la puso a trabajar en su pista de patinaje para evitar que se metiera en problemas.

Cuando cursó el sexto grado ya la presentaba como su hija.

“Y a partir de ese momento se convirtió en un padre para mí”, escribió. “No compartí mis mensajes para obtener nada a cambio ni porque busque un padre, tenía uno y todavía tengo a mi verdadero padre. Compartí mis mensajes con mis amigos y familiares para demostrar que existe un Dios y que es probable que tarde cuatro años, ¡pero aparece justo a tiempo!”.

Megan Johnson

Otras historias