Una nube blanca imponente engulle Nueva York en pocos minutos

Nueva York es una ciudad ubicada en la costa este de los Estados Unidos. Posee un clima húmedo continental, lo que hace que los veranos sean muy calurosos y los inviernos muy fríos.

Precisamente en invierno, las temperaturas pueden llegar a los menos 10 grados los meses de enero y febrero. Las nevadas son muy frecuentes y, en ocasiones, pueden llegar a colapsar la ciudad.

Una gran nube blanca se acerca a Nueva York por el río Hudson y acaba engullendo la ciudad en pocos minutos. (Crédito: Twitter/@Lolephants)
Una gran nube blanca se acerca a Nueva York por el río Hudson y acaba engullendo la ciudad en pocos minutos. (Crédito: Twitter/@Lolephants)
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pues bien, una de las primeras tormentas de nieve de la temporada ha llegado a Nueva York en las últimas horas y ha cubierto las calles de blanco. Así se puede ver en las imágenes grabadas por algunos vecinos de la ciudad.

Pero este temporal ha sido especialmente virulento por las fuertes rachas de viento que llevaba consigo como muestra el vídeo de @Lolephants, una usuaria de Twitter que ha registrado este fenómeno desde uno de los rascacielos de oficinas ubicados frente al río Hudson, en Manhattan.

La ciudad de Nueva York acabó bajo un manto blanco de nieve en pocos minutos. (Crédito: Twitter/@Lolephants)
La ciudad de Nueva York acabó bajo un manto blanco de nieve en pocos minutos. (Crédito: Twitter/@Lolephants)

En estas imágenes se puede observar una gran masa blanca acercándose a la ciudad desde la zona del río, lo que parece una imagen apocalíptica de una película de ciencia ficción. Se trata de una grabación acelerada, de unos segundos, pero que llevada a una velocidad normal se traduce en unos pocos minutos.

Las fuertes rachas de viento que acompañan al temporal de nieve son las que arrastran con rapidez la gran nube blanca hacia los edificios. Finalmente, esta se se cuela por las calles y cubre el ambiente por completo.

Los servicios meteorológicos indican que se trató de un chubasco de nieve, es decir, una precipitación intensa acompañada de fuertes rachas de viento que no suele durar más de 3 horas.

El servicio meteorológico alertó durante la tarde de ayer de la llegada de este temporal de nieve a la ciudad que ha afectado a unos 13 millones de personas de Nueva York y alrededores.

También te puede interesar:

Otras historias