El United se desquitó con una gran remontada ante Aston Villa y pasó a octavos

Getty Images

Manchester United pudo quitarse la espina frente a Aston Villa. Después del duro golpe padecido en Villa Park, el domingo, logró tomarse revancha y de gran manera, gracias a la remontada por 4-2, en Old Trafford, que lo depositó en los octavos de final de la EFL Cup.

Tras la derrota del fin de semana, Erik ten Hag optó presentar una alineación combinada de jugadores suplentes y titulares, entre los que estuvieron Bruno Fernandes y Marcus Rashford, como los de mayor peso. En la visita, también hubo rotación, en la se vieron afectados los argentinos Dibu Martínez y Emiliano Buendía, quienes iniciaron en el banco.

El desarrollo de la primera parte fue chato. Los locales apenas sacaron diferencia en la tenencia de la pelota (59.3%), pero no hubo más que un gol anulado por fuera de juego a su volante portugués. Al descanso, los dueños de casa terminaron con tres remates intentados, de los cuales uno fue al arco, mientras que los Villanos solo dispararon dos veces, faltos de precisión.

Para la segunda mitad, la cosa cambió por completo en el partido y gracias al elenco de Unai Emery. Es que, en el inicio de la etapa, avivó el marcador al aprovechar un retroceso del rival y abrió la cuenta de la mano de Oliie Watkins y una sutil emboquillada ante Martin Dubravka.

Más que un golpe, este tanto fue una lavada de rostro para los Red Devils, que se activaron al instante. Tras reponer desde el medio, Fernandes recibió una pelota larga de Diogo Dalot, a espaldas de los defensores, y envío hacia dentro, por la derecha del área, para que Anthony Martial empuje hacia la red, a los 49 minutos.

Pasó el tiempo y el cotejo pareció estancarse. Sin embargo, Aston Villa supo volver a impactar a los de Mánchester, que padecieron la mala fortuna. A los 61', Leon Bailey cabeceó cerca del poste izquierdo, a metros del arco, y Dalot mandó el esférico a su puerta, al no poder detenerlo de manera adecuada.

De inmediato, con la desventaja, Ten Hag decidió recurrir a piernas frescas para ponerse nuevamente en partido. En este sentido, recurrió a la jerarquía de Christian Eriksen, a Anthony Elanga y al español-argentino Alejandro Garnacho, quien ingresó con gran nivel y generó un revuelo en la ofensiva.

Con el aire renovado, el local fue por la igualdad, la que consiguió al minuto 67. A pura potencia, Rashford tomó la pelota en la puerta del área, luchó contra sus rivales con tal de cuidarla y, de cara al arco, definió por bajo de cara al guardavallas.

A partir del resultado en tablas, el United fue por la remontada y que sucedió, en gran parte, por influencia de Garnacho. En el último tramo, el joven extremo se encargó de asistir al luso Fernandes para el 3-2, luego de cortar un pase en salida del rival. En tiempo de descuento, con la confianza a tope, lanzó un centro bombeado y perfecto por la izquierda, para que Scott McTominay liquide la historia punteando el balón.

Con el Mundial de Qatar 2022 a punto de empezar, los Red Devils se enfrentarán a Fulham, este domingo, antes de ingresar al receso. Al sanar la herida esta jornada, irá por la recuperación completa en la Premier League, en la que disputa el ingreso al Top 4.

Foto: Getty Images