Universidad de Chile se reencontró con el triunfo y sueña con la permanencia

·2 min de lectura

Tan necesario como el agua, Universidad de Chile consiguió un triunfo vital para soñar con la permanencia. Venció por 2-1 a Palestino como visitante en el estadio Municipal de La Cisterna por la 25° fecha del Campeonato Nacional para tomar algo de aire en la pelea de abajo.

En la presentación de Sebastián Miranda como interino, casi todo salió a la perfección. Sin ser mucho mejor en el campo de juego, fue efectivo y no desaprovechó la chance de cortar la racha tras ocho partidos sin conocer la victoria. Ahora sacó una leve ventaja en la tabla.

Se había adelantado rápidamente con un gol de Darío Osorio, luego de una gran jugada colectiva, que luego el árbitro anuló por offside. En la respuesta, José Bizama avisó con un cabezazo que salió junto al palo derecho de Cristóbal Campos tras un tiro de esquina.

Sin embargo, en la continuidad el Romántico Viajero encontró la apertura del marcador. JosÉ Ignacio Castro lanzó un centro por la izquierda que se desvió en el camino en la cabeza de Franco Pardo para descolocar a Daniel Sappa y romper la paridad en La Cisterna.

Y poco después, la visita se encontró con el segundo. Lucas Assadi apareció por derecha, acomodó y sacó un remate que dio en Cristián Suárez para tomar más vuelo y clavar el balón en el ángulo derecho. Con poco, al Azul le alcanzó para sacar una distancia considerable.

Para el complemento le costó mantener la firmeza y tuvo que lidiar con la propuesta del Árabe, que lo puso en apuros con un tiro de Brayan Véjar que salvó Luis Casanova en la línea, le quedó otra vez a Vejar y exigió una gran atajada de Campos, que volvió a dar rebote.

Precisamente, la pelota quedó en el aire para un cabezazo de Bruno Barticciotto, que volvió a atajar el arquero. Luego, casi la mete en contra Castro tras un centro bajo desde la izquierda de Vicente Fernández, pero Campos salvó una vez más sobre la línea con una gran reacción.

Aguantó al equipo de Gustavo Costas hasta donde pudo, porque Jonathan Benítez llegó a línea de fondo y envió un pase bajo que se desvió en la humanidad de Pedro Ojeda para vencer al arquero y lograr el descuento. Desde allí, todo fue de Palestino que lo buscó hasta el final.

Justo en la previa a los cruces con Universidad Católica por los cuartos de final de la Copa Chile, Universidad de Chile recuperó la confianza y se quedó con una victoria trascendental, sobre uno de los que pelea arriba. En la reanudación del torneo recibirá a Audax Italiano.

Foto: Universidad de Chile