La utopía cumplida del Tomares: medirse a un grande

Agencia EFE
·2 min de lectura

Tomares (Sevilla), 12 nov (EFE).- La Unión Deportiva Tomares, equipo de la División de Honor, categoría inmediatamente inferior a la Tercera y sustituta de la antigua Regional Preferente, vive con ilusión y "expectación ante el sorteo" el día después de su clasificación para la primera eliminatoria de la Copa del Rey, en la que se medirá con un rival de Primera.

Fundado en 1976, el Tomares vive sus días más ilusionantes tras derrotar anoche de manera contundente (3-0) al Club Polideportivo Chinato de Malpartida de Plasencia (Cáceres) y esta sensación es compartida por los 25.000 habitantes de esta población limítrofe con Sevilla y la de mayor renta per cápita declarada de Andalucía.

El partido de la ronda previa de la Copa del Rey fue, pese a la ausencia de público, una fiesta en Tomares, que celebró el hito con vítores tras la tapia del estadio 'San Sebastián' o desde las ventanas del edificio de oficinas anexo a la instalación, exultantes ante el mayor logro de su equipo en su corta historia.

Y es que no es poca cosa que, pese a la gran decepción moral y económica por no poderse celebrar con público, el equipo tomareño llegue a medir sus fuerzas con uno de Primera con las excepciones de los que disputarán la Supercopa: Real Madrid, Barcelona, Athlétic de Bilbao y Real Sociedad.

"¿Dónde está el Atleti?" -en referencia al Atlético de Madrid, uno de los posibles rivales-, se gritaba desde los chalés contiguos al estadio y los cánticos resonaban en un vestuario orgulloso por haberse deshecho de un plumazo del equipo de Malpartida de Plasencia, que milita en una categoría superior.

Al ser uno de los diez equipos presentes en el sorteo que se celebrará el lunes en el estadio sevillano de La Cartuja que la temporada pasada jugaba en categoría regional, la UD Tomares tiene garantizado el emparejamiento frente a un rival de Primera en la eliminatoria que disputará, en casa y a partido único, el próximo 16 de diciembre.

Rafa Tubío, el entrenador del Tomares, ha manifestado que ese encuentro será "un premio merecido para los chavales" y ha relatado, en declaraciones a EFE, que "en el vestuario reina la expectación ante el sorteo y hace especial ilusión jugar ante el Real Betis o el Sevilla, claro, pero llegados a este punto da igual quién toque".

"Ahora lo que toca es disfrutar de este momento histórico. Ayer nos costó entrar en el partido por los nervios, es lógico, pero en la segunda parte fuimos nosotros mismos y dominamos la situación bastante bien", ha añadido.

(c) Agencia EFE