Vampeta: El sonriente campeón y "tutor" del joven Ronaldinho en Paraguay 99

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·4 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Recife (Brasil), 11 jun (EFE).- El exfutbolista brasileño Marcos André Batista Santos 'Vampeta' se distinguió por su alegría, las bromas y una sonrisa dentro y fuera de la cancha, toda una fiesta que llevó a la Copa América de 1999 jugada en Paraguay 1999, y que conquistó con la Canarinha con la aparición de Ronaldinho Gaucho.

El de Porto Alegre tenía entonces 19 años cuando debutó con la Canarinha en un partido que terminó en goleada por 7-0 a Venezuela y él, pocos minutos después de ingresar en la cancha del estadio de Ciudad de Este, marcó un golazo.

Vampeta tenía 25 y cierto recorrido por Europa, pero también competía también por primera vez en un torneo oficial con la selección absoluta de su país.

En entrevista con Efe, el jugador que salió campeón en el Mundial de Corea del Sur-Japón 2002 y ahora comentarista de la radio Jovem Pan, recordó los momentos que más lo marcaron en la conquista de ese título en la Copa América de Paraguay, hace 21 años.

"Veo a la selección brasileña como favorita, pero con dificultades", afirmó.

Para Vampeta, que apoyó la decisión de las autoridades de acoger el torneo tras la desistencia de Colombia y Argentina, la Canarinha podría afrontar dificultades en el torneo.

"Brasil, aún así, es el favorito con Argentina, que con Messi siempre tiene una esperanza de título", resaltó Vampeta, apodo que combina las palabras 'vampiro' y 'capeta' (diablo) y recibió en sus comienzos con el club Vitória de su natal Salvador cuando le faltaban dos dientes.

De sus experiencias en la Copa América de 1999 recuerda en principio una protagonizada por el entrenador de entonces Vanderlei Luxemburgo.

"Él convocó la selección después de la final del Corinthians contra el Palmeiras. Edenilson fue desconvocado y por eso llamaron entonces a Ronaldinho Gaúcho y con los jugadores que llegaron de Europa teníamos una selección muy fuerte", evocó.

"Ronaldinho no estaba en la lista de veintidós. Él fue convocado después, muy joven todavía. Era muy tímido, calmado y quieto. Era algo nuevo para él estar en medio de jugadores como Rivaldo o Ronaldo y él apenas comenzaba a ser titular del Gremio. No era una estrella todavía, pero sabía del potencial que tenía", expresó.

Esa selección de Brasil tenía en plenitud a Cafú, Roberto Carlos, Rivaldo y Ronaldo 'Fenómeno'. Permaneció concentrada en la fronteriza ciudad de Foz de Iguaçú, y desde allí se desplazaba para jugar sus partidos en Ciudad del Este y Asunción.

En el debut, la Canarinha vapuleó por 7-0 a Venezuela, después derrotó por 2-1 a México y venció por 1-0 a Chile en el cierre del Grupo B. Vampeta salió lesionado en un hombro. En los cuartos de final superó 2-1 a Argentina, se reencontró con México en la semifinal (2-0) y goleó (3-0) a Uruguay en el partido decisivo.

El recuerdo imborrable en ese torneo, a juicio del exjugador del Corinthians, fue el golazo de Ronaldinho Gaúcho a la Vinotinto tras dominar el balón en el área y eludir con un sobrero a un rival antes de patear al fondo de la red de primera intención.

"Algo particular que repercute en el mundo hasta hoy, fue aquel gol de Ronaldinho jugando contra Venezuela. Ronaldinho entra y hace ese gol en una imagen que quedó para todo el mundo y de allí, a pasos largos, vino él a ser lo que fue para el mundo del balón", destacó.

Aunque no fue un partido que haya jugado Brasil, recordó el infortunio de Martín Palermo al desperdiciar tres penaltis en un enfrentamiento con Colombia.

"Otra cosa que me marcó fue Palermo al perder tres penaltis contra Colombia)", relató.

Consultado sobre el mejor futbolista que ya vio, admitió que queda dividido.

"Esa la voy a dejar en empate entre Romário y Ronaldo. Romário porque en 1989, en la Copa América disputada en Brasil al lado de Bebeto, llevó a Brasil al título después de cincuenta años, e hizo lo que otros jugadores de generaciones importantes, como Pelé, Ademir da Guía, Rivellino, Zico o tantos otros no habían hecho", manifestó.

Diferente de lo que fue la convivencia en clima de relajación en el Mundial de 2002, conquistado bajo la dirección del entrenador Luiz Felipe Scolari, Vampeta contó que la de la Copa América de Paraguay 1999, con Luxemburgo, fue "mucho más dinámica y rápida".

"Todo el torneo en Paraguay se vivió en un clima muy ameno", puntualizó.

Waldheim García Montoya

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente