El VAR queda en entredicho en el Real Madrid-Elche no señalando un penalti claro para cada equipo

Quim Ferré
·2 min de lectura

La victoria (2-1) del Real Madrid sobre el Elche en la jornada 27 de LaLiga podría haber dejado quejas de cada uno de los equipos por dos penas máximas no señaladas, una para cada equipo. Ambas se han producido en el segundo tiempo.

Los merengues se han impuesto en el tiempo de descuento de forma agónica gracias a una conexión entre Rodrygo Goes y Karim Benzema, que ha sido clave con un doblete. En esta contienda se ha podido ver de nuevo a Sergio Ramos, que ha sido sustituido en el minuto 62 por el brasileño en una declaración de intenciones buscando la victoria y reajustando el sistema.

Soccrates Images/Getty Images
Soccrates Images/Getty Images

El andaluz ha sido protagonista en las dos acciones más polémicas del encuentro, que se han producido en ambas áreas durante la segunda mitad. En primera instancia, ha recibido un agarrón cuando buscaba el remate y el colegiado del encuentro ha señalado falta previa suya. Viendo varias repeticiones, no solo se ha evidenciado que no había infracción del camero, sino que le agarraban del brazo y le impedían saltar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Unos minutos más tarde, ya en el rectángulo que protegían los merengues, él mismo ha cometido falta sobre un futbolista rival, que se le ha anticipado dentro del área. Parecía fuera de juego en primera instancia, pero al ver que el balón venía de Ferland Mendy y que ni en caso contrario existía posición antirreglamentaria, ha quedado claro otro error arbitral.

Los fallos del colegiado y sus posteriores revisiones no han afectado al marcador porque han perjudicado a ambos equipos, pero han evidenciado que nuevamente hay que replantearse el uso de una herramienta tan beneficiosa para hacer del fútbol un deporte más justo.