Verstappen lidera, Leclerc penaliza

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·6 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Madrid, 17 jun (EFE).- El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del Mundial de Fórmula Uno, dominó este viernes -con el mejor tiempo en ambas sesiones- los entrenamientos libres para el Gran Premio de Canadá, el noveno del Mundial; en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal; donde los dos Ferrari, el del monegasco Charles Leclerc -que perderá diez puestos en parrilla, al cambiar elementos electrónicos de control en su unidad de potencia- y el del español Carlos Sainz, marcaron el segundo y el tercer tiempo, respectivamente.

En el segundo ensayo, en el que se registraron los mejores tiempos de la jornada, Verstappen cubrió los 4.316 metros de la pista canadiense en un minuto, 14 segundos y 127 milésimas, sólo 81 menos que Leclerc; y con 225 de ventaja sobre Sainz, que marcó el tercer tiempo, al igual que los anteriores, con el neumático blando. El otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Alpine), firmó el quinto crono; y el mexicano Sergio Pérez (Red Bull) -segundo en el Mundial, a 21 puntos de su compañero neerlandés-, que había sido cuarto en el primer libre, el undécimo; asimismo con las gomas blandas.

Verstappen, que le arrebató el liderato a Leclerc en Montmeló (Barcelona), amplió ligeramente la ventaja al acabar tercero en Mónaco -donde su compañero mexicano logró su tercer triunfo en la F1, Sainz repitió el segundo puesto del año pasado y el monegasco fue cuarto-; y le pegó un zarpazo al campeonato el pasado domingo en Bakú, la capital de Azerbaiyán, al liderar un 'doblete' de Red Bull -en el que 'Checo' firmó su vigésimo podio en la categoría reina- al tiempo que los Ferrari escenificaron un naufragio en el Mar Caspio con un 'doble cero', al abandonar sus dos monoplazas.

Y, de momento, el fin de semana ha arrancado en contra de los intereses de Leclerc, que a lo máximo que podrá aspirar es a arrancar undécimo el domingo en el circuito que lleva el nombre del padre de Jacques Villeneuve -campeón mundial en 1997-, uno de los pilotos más espectaculares de la historia de la F1, fallecido en accidente durante el Gran Premio de Bélgica de 1982, en Zolder.

El nuevo ídolo deportivo de los Países Bajos lidera ahora, tras firmar su quinto triunfo del año, con 21 puntos sobre 'Checo' y con 34 respecto a Leclerc; con Sainz quinto, a 67 de su ex-compañero neerlandés y 16 unidades por detrás del inglés George Russell (Mercedes), que es cuarto. Con Red Bull ampliando a 80 puntos su ventaja sobre la 'Scuderia' en el Mundial de constructores, el golpe en Bakú fue también psicológico; y 'Mad Max' anunció este viernes que no tiene intención de aflojar.

Verstappen, de 24 años -los mismos que Leclerc- fue el más rápido, aunque con sólo ocho centésimas sobre el monegasco, en una pista en la que los monoplazas rojos son teóricamete más rápidos en las curvas lentas y medias; y los coches de la escudería austriaca, en las rectas.

La joven estrella neerlandesa ya había sido el más rápido en el primer entrenamiento, por delante del otro Ferrari, el de Sainz, al que mejoró en casi dos décimas y media, en una sesión en la que ambos marcaron su vuelta rápida con el neumático blando; y en la que Alonso firmó el tercer crono. El genial piloto asturiano, que en 2006 -el año que revalidó título- logró en este circuito una de sus 32 victorias en la F1 (las 32 que hasta la fecha cuenta España a lo largo de toda su historia), se quedó a 373 milésimas, con el compuesto medio, en el primer acto; y acabó la jornada con medio segundo de ventaja respecto a su compañero, el francés Esteban Ocon. Décimo al final del día.

'Checo', que en Azerbaiyán logró su vigésimo podio en la categoría reina, había sido cuarto, a poco más de cuatro décimas y media de su compañero, en el primer libre; en el que el quinto crono -a medio segundo- había sido para Leclerc, que lo firmó, al igual que el bravo piloto tapatío, con las gomas blandas.

Leclerc, que logró seis de las quince 'poles' que cuenta en F1 en las primeras ocho pruebas de esta temporada, se retiró en Bakú -por segunda vez este año cuando lideraba la carrera- por un problema de motor.

Un motor que Ferrari confirmó, durante la mañana de este viernes -a través de su canal de comunicación con los medios que cubren el Mundial, entre ellos Efe- que estaba roto. Motivo por el que, tras anunciar inicialmente que estaban evaluando si sustituir o no la citada pieza, el cambio se produjo; por lo que el piloto del principado de la Costa Azul será sancionado con la pérdida de diez puestos en parrilla.

En el segundo ensayo, los Ferrari, a los que, de mano, se les pone cuesta arriba la intención de evitar un nuevo éxito de Red Bull en la bella pista de la isla artificial de Notre Dame que baña el río San Lorenzo -y que acogió, entre otras, las competiciones de priagüismo durante los Juegos Olímpicos de Montreal'76-, se acercaron más al neerlandés.

En una sesión en la que se marcaron los mejores tiempos del día -no pudo hacerlo el finlandés Valtteri Bottas (Alfa Romeo); en la que todos completaron su vuelta rápida antes de simular carrera en tandas largas y cuyo tramo final se vio amenazado por una lluvia que no llegó a caer durante la misma.

Durante la jornada, en la que otro de los principales temas de conversación fue el de las modificaciones, por motivos de seguridad, que admitió la FIA (Federación Internacional del Automóvil) en lo relacionado al 'porpoising' -anglicismo que refiere a los excesivos botes de los monoplazas, sobre todo en las rectas-.

Alonso, de 40 años, que tras un arranque de temporada cargado de infortunios puntuó por tercera vez seguida al acabar séptimo el pasado domingo, marcó el quinto tiempo de día: a 416 milésimas del líder del campeonato y a una décima del crono del cuádruple campeón mundial alemán Sebastian Vettel (Aston Martin), que se inscribió cuarto en la tabla de tiempos este viernes. En una jornada en la que todos arriesgaron y más de uno -entre ellos Alonso- rozó, pero nadie 'besó' el famoso 'muro de los campeones', que se encuentra nada más salir de la 'chichane' de entrada a línea de meta.

En Canadá -que después de dos años ausente, a causa de la pandemia del covid-19, regresa al Mundial- nadie ha ganado tantas veces como el séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que hace tres temporadas igualó los siete triunfos en Montreal del alemán Michael Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió a finales de 2013 en Meribel, en los Alpes franceses.

Los tiempos han cambiado para el espectacular y excéntrico campeón de Stevenage, destronado el curso pasado por Verstappen, trece años más joven que él. Sir Lewis concluyó la jornada con el decimotercer crono, a un segundo y tres décimas del astro neerlandés; y una vez más -seis puestos- por detrás de su nuevo compañero, su compatriota Russell.

Los entrenamientos libres se completarán este sábado -en una jornada en la que no se descartan lluvias-, horas antes de la sesión de calificación, que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical, prevista a 70 vueltas, para completar un recorrido de 305,2 kilómetros.

Adrián R. Huber

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente