El viaje de Correa: de volver a nacer en Nueva York al bicentenario atlético

El delantero argentino del Atlético de Madrid, Ángel Correa. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo
El delantero argentino del Atlético de Madrid, Ángel Correa. EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Madrid, 28 nov (EFE).- El 28 de mayo de 2014 debía ser un día de alegría para el delantero argentino Ángel Correa, que a sus entonces 19 años fichaba por el Atlético de Madrid. Pero el reconocimiento médico detectó una dolencia cardíaca que le obligó a operarse en Nueva York, donde "volvió a hacer", según recordó hoy tras superar 200 partidos con el club al que está "eternamente agradecido".

"Me hubiera gustado ir de vacaciones, pero fue donde volví a nacer, donde me operaron del corazón", rememoró Correa en unas declaraciones ofrecidas por el Atlético con motivo de haber superado los 200 partidos como rojiblanco.

El delantero rosarino, que alcanzó los dos centenares de encuentros con el Atlético el pasado 6 de noviembre en el partido de Liga de Campeones contra el Bayer Leverkusen alemán, rememoró en un vídeo aquel día de mayo cuando se le detectó el problema de corazón.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Llego al Atleti, iba a hacer el reconocimiento y me encuentran el problemita en el corazón y ahí me dicen que tengo que ir a Nueva York. Me acompaña el doctor Villalón y mi representante, fuimos los tres. Fueron momentos muy difíciles en mi vida, que no me los esperaba, venía con la ilusión de un chico de triunfar en Europa, llegar a un club tan grande como el Atleti, y no podía creer que me pasara eso", recordó el jugador argentino.

Correa, con un brillo de emoción en los ojos, admitió que "por suerte" eso "quedó atrás". "Voy a estar eternamente agradecido al Atleti porque me ayudaron en ese momento tan difícil", agregó.

En un audiovisual en el que repasó su trayectoria comentando fotografías, el delantero argentino desveló que a los 14 años su representante le regaló una camiseta de entrenamiento del Atlético, cuando jugaba en él su compatriota Eduardo Salvio, rojiblanco en dos etapas entre 2010 y 2012, en las que ganó dos Ligas Europa.

"Mi representante me llevó esa camiseta del Atleti porque jugaba Salvio aquí y me encantó, fue un regalo que disfruté mucho", comentó Correa, que recordó su primer entrenamiento tras superar la recuperación de la operación como "una alegría inmensa" y la presentación oficial como jugador como "uno de los momentos más importantes" de su vida.

También recordó el argentino su debut liguero, un 22 de agosto de 2015 en el Vicente Calderón ante la Unión Deportiva Las Palmas, cuando ingresó en lugar de Óliver Torres, entonces canterano rojiblanco y hoy centrocampista del Sevilla.

"No me acuerdo qué minuto era, pero se me veía que quería entrar el campo y disfrutarlo, volver a jugar a la pelota, que es lo que amo", recordó.

Su primer gol como rojiblanco fue unas semanas después, en Eibar ante el conjunto armero (0-2) "recién entrado al partido" a pase de Fernando Torres, quien hizo el segundo gol de aquel encuentro en Ipurúa.

"Fernando, con su carrera, todo lo que ha logrado como futbolista, lo que más te queda de él es su persona, nos dejó muchísimas enseñanzas a todos y es una leyenda. Fue un placer haber jugado a su lado", recordó Correa.

El argentino también fue el autor del último gol del estadio Vicente Calderón, hoy parcialmente derruido, en partido oficial, en un partido en el que los dos anteriores fueron obra de Torres.

"Se acababa el partido, íbamos ganando 2-1, me quedó para empujarla, es histórico y una imagen que me va a quedar grabada en el corazón para toda la vida", señaló el punta de Rosario.

El primer partido del nuevo estadio Wanda Metropolitano, el 16 de septiembre de 2017 ante el Málaga (1-0) en el que fue titular, la final de la Liga Europa ganada esa temporada al Olympique de Marsella francés o la de la Supercopa de Europa al Real Madrid fueron otros de los recuerdos que Correa rememoró, con "alegría inmensa" el primer título y con algo de sorna el segundo, logrado ante el "eterno rival", algo "único y que ojalá se repita", dijo.

"Parece que fue ayer cuando llegaba y empezaba mis primeros entrenamientos y ahora llevar 200 partidos defendiendo este escudo me enorgullece muchísimo y me da mucha fuerza para seguir por muchísimos más", sintetizó Correa, agradecido a la afición del Atlético y a un club que describió como "una familia inmensa". mam/nam

Otras historias