Video: los 5 mejores goles de la cuarta jornada de la Champions League

Jesús Sarez Orendain
·2 min de lectura

La fase de grupos de la UEFA Champions League casi llega a su final. Ésta última jornada dejó a los primeros seis clasificados a la ronda de octavos de final. Manchester City, Bayern Múnich, Barcelona, Juventus, Chelsea y Sevilla ya han amarrado boleto para la fase de eliminación directa. Asimismo, se vivió una jornada de grandes goles, por lo que hemos decidido escoger los mejores 5 para su deleite.

5. Cristiano Ronaldo (Juventus) contra Ferencváros

Tras el sorpresivo gol del conjunto húngaro, quién más podría aparecer si no 'Mister Champions' para empatar el partido con un zurdazo desde afuera del área, que a la postre terminaría ganando el conjunto de la Juventus con un gol de último minuto de Álvaro Morata. La Juve, ya clasificada, se ubica en la segunda posición del grupo G, por debajo del Barcelona.

4. Ivan Rakitic (Sevilla) contra Krasnodar

El ex futbolista del Barcelona aprovechó un rechazo al centro de la defensa para prender el balón de botepronto al ángulo inferior derecho del portero, imposible de atajar y con un golpeo de balón muy estético que le valió muchos elogios. El Sevilla se impuso 1-2 y selló su pase a los octavos de final.

3. Jadon Sancho (Borussia Dortmund) contra Brujas

Si bien de lo que más se habló en la goleada del Borussia Dortmund 3-0 al Brujas fue de Erling Haaland por su doblete, el gol del partido lo anotó Sancho en una preciosa ejecución de tiro libre. El Borussia es líder de grupo y prácticamente tiene asegurada la clasificación a la ronda de eliminación directa.

2. Ciro Immobile (Lazio) contra Zenit

El actual 'Bota de Oro' marcó un golazo impresionante en la victoria 3-1 de su equipo ante el Zenit de San Petersburgo. Immobile la prendió sin pensarlo desde fuera del área hacía la esquina contraria de la portería. El portero del equipo ruso fue un espectador más.

1. Bruno Fernandes (Manchester United) contra Istanbul Basaksehir

El jugador del Manchester United demostró que no sólo sabe hacer goles de penal, luego de aprovechar un rechace de un tiro de esquina para meter un impresionante disparo de tres dedos que se fue abriendo tanto que el portero rival no pudo ni rozarlo.