Villarreal dio el golpe para eliminar a Juventus en Turín

Villarreal recién en el final logró abrir el juego y dio el gran golpe para eliminar a Juventus en Turín por los octavos de final de la Champions League. Ganó por 3-0 en el Allianz Stadium en una ráfaga de 15 minutos y consiguió la clasificación a los cuartos de final.

Después del empate en España, la historia se resolvió en Italia. El equipo de Massimiliano Allegri asumió la responsabilidad a lo largo de los 90 minutos, pero le costó romper el cero en parte por la gran noche de Gerónimo Rulli y en el cierre lo padeció.

La Vecchia Signora lo buscó por todas las vías, pero se encontró con el arquero visitante o incluso hasta con el travesaño. De entrada nomás, lo tuvo con un cabezazo a quemarropa de Álvaro Morata que atajó el argentino sobre la línea con una buena reacción.

Poco después, Dusan Vlahovic intentó un remate de zurda desde afuera del área que el arquero rechazó sobre su derecha. El mismo Vlahovic, luego probó con un zurdazo alto que devolvió el travesaño y salvó al Submarino amarillo, que también respondió.

Giovani Lo Celso recibió el balón fuera del área de Yeremi Pino, acomodó para la zurda y disparó al arco, pero salió apenas afuera. Y en la última de la primera parte, Vlahovic apareció por el segundo palo con un cabezazo que volvió a tapar Rulli una vez más.

En el complemento, el local dominó la pelota, pero sin lograr poner en apuros a Villarreal, que sobre el final casi sin buscarlo logró cambiar el panorama por completo. El árbitro, a instancias del VAR, sancionó penal por una falta de Daniele Rugani a Francis Coquelin.

Gerard Moreno se hizo cargo del mismo y con un remate cruzado de zurda, y pese al roce del arquero Wojciech Szczesny, el balón entró junto al palo. La ventaja lo tomó por sorpresa, y con los espacios por la búsqueda del empate de la Juve, llegó al segundo.

Tras una desatención entre Danilo y Szczesny, la pelota terminó en el saque de esquina. Serge Aurier lo ejecutó desde la derecha y Pau Torres apareció en soledad por el segundo palo para empujar el balón a la red y desatar la euforia de los hinchas que viajaron a Italia.

Juventus no pudo reaccionar, ni con el ingreso de Paulo Dybala, y para colmo sobre la hora otra falla de Danilo en salida derivó en otro penal para la visita. Arnaut Danjuma Groeneveld con un tiro de derecha decretó la goleada para la clasificación.

Villarreal aprovechó para dar el golpe, quedarse con el pase a los cuartos de final y generarle otro dolor de cabeza a Juventus, que quedó eliminado en la misma instancia en las últimas tres ediciones. Se terminó el sueño de ir por la tercera antes de tiempo.

Foto: Jose Breton/Pics Action/NurPhoto via Getty Images