Vinicius Junior se marchó sin marcar en su posible adiós de Brasil

Agencia EFE

Sao Paulo, 13 jun (EFE).- El delantero Vinicius Junior, la joven perla del Flamengo fichada por el Real Madrid, se marchó hoy sin marcar del estadio del Palmeiras, en Sao Paulo, en el que probablemente ha sido su último partido en Brasil antes de incorporarse a la disciplina del equipo español.

El extremo buscó con ahínco el gol en el Allianz Parque de la capital paulista arrancando desde el flanco izquierdo, pero no encontró las redes en los 90 minutos que estuvo sobre el césped.

Dispuso de varias oportunidades claras para abrir su cuenta particular y mostró varios destellos de calidad, como una asistencia de tacón en el pico del área que dejó solo a un compañero suyo y un sombrero a un jugador rival.

También sufrió duras entradas por parte de los rivales, alguna de las cuales, como la realizada por el veterano Felipe Melo al tobillo y en plena carrera, tuvo que acabar en expulsión.

En entrevista con 'O Globo', divulgada este martes, el delantero, cuyo fichaje por el club blanco se cerró el año pasado por unos 45 millones de euros, indicó que viajará a Madrid con "toda la familia" y vivirá en La Moraleja, en la misma urbanización donde están afincados sus compatriotas y futuros compañeros Marcelo y Casemiro.

El extremo, que cumplirá 18 años el próximo 12 de julio, confesó que ya "habla alguna cosa en español" porque "hace tres meses" que recibe clases en su casa.

También reveló que no sabe el día exacto en que comenzará su mudanza y que hay "ansiedad" por saber si se queda en la plantilla del primer equipo o se marcha a otro prestado para comenzar su adaptación al fútbol europeo, aunque la expectativa es llegar allí y jugar y "no ser cedido".

Vinicius ya se despidió de forma anticipada y entre lágrimas el pasado domingo de la afición del Flamengo en la victoria liguera por 2-0 sobre el Paraná, en el legendario Maracaná de Río de Janeiro.

En la noche de este miércoles, las lágrimas del joven y el delirio de la afición carioca se cambiaron por los golpes que se cruzaron los futbolistas de Flamengo y Palmeiras, lo que retrasó el desenlace final del encuentro por varios minutos.

A raíz de esa lucha, cuatro jugadores de campo fueron expulsados: Cuéllar y Jonas, del Flamengo; y Dudu y el portero Jailson, del Palmeiras.

El árbitro también decidió sacar tarjeta roja a un suplente de cada equipo: Luan y Henrique Dourado.

"El partido se calentó mucho, el árbitro perdió el control y sabíamos en lo que iba a desembocar. Interrumpió el juego en todo momento", dijo Vinicius a pie de césped en declaraciones a la cadena 'SporTV'.

Flamengo y Palmeiras finalmente empataron a uno, resultado que permite al conjunto carioca mantener el liderato en el Campeonato Brasileño, con una ventaja de cuatro puntos sobre su inmediato perseguidor, el Sao Paulo, tras doce jornadas disputadas.

El Campeonato Brasileño se detiene durante el próximo mes con motivo de la celebración del Mundial de Rusia y solo volverá a mediados de julio, ya previsiblemente con Vinicius en Madrid.

Otras historias