La visión de Witsel

·5 min de lectura

Madrid, 16 sep (EFE).- Durante la pretemporada, entre la lesión de Felipe Monteiro -primero-, una sobrecarga de Stefan Savic -después- y un golpe de José María Giménez -finalmente-, Diego Simeone descubrió a Axel Witsel en una posición diferente a la de medio centro por la que llegó libre desde el Borussia Dortmund hasta el Atlético de Madrid, del que es hoy la referencia defensiva, como un 'líbero' o central de otra época, por visión y calidad, pero destinado a subir su posición en cuanto el técnico tenga aptos a todos sus centrales a la vez.

No probó con él en la defensa en ninguna de las dos semanas de entrenamientos de la pretemporada en el complejo urbanístico de Los Ángeles de San Rafael, en la sierra segoviana, donde el técnico argentino siempre lo ubicó en su puesto natural, y no iba a jugar de central el pasado 27 de julio en el primer encuentro de preparación contra el Numancia en El Burgo de Osma, cuando recayó en esa demarcación simplemente por las lesiones.

Una tendinitis en la rodilla apartó a Felipe Monteiro a última hora de la convocatoria para la localidad soriana, cuando unas horas antes, la tarde anterior, en las pruebas finales del entrenador para ese encuentro había situado al brasileño junto a Mario Hermoso en el centro de la zaga... Y a Witsel como medio centro. Su baja lo reubicó atrás en un 4-4-2, en el que terminó formando pareja con Saúl Ñíguez, por un golpe de Hermoso.

"Tiene una grandísima virtud: una visión de juego como pocos futbolistas. Ha sido un mediocampista en los equipos que ha estado anteriormente extraordinario por su tranquilidad, por su juego, por sus buenas elecciones de pases entre líneas para dañar...", valoró Diego Simeone, su entrenador, sobre el futbolista de 33 años, que ha jugado nada más de central ahora y en momentos muy puntuales en su anterior etapa en Dortmund o con la selección belga. Ni en el Standard Lieja ni en el Benfica ni en el Zenit San Petersburgo formó en ese puesto.

Tres días después, contra el Manchester United en Oslo, el internacional belga no fue titular en el centro del campo. Ni en la defensa. Para la primera posición, el elegido fue Kondogbia. Para la zaga de cinco, Simeone contó con los tres centrales (Stefan Savic, José María Giménez y Reinildo Mandava, de derecha a izquierda) que, en cuanto estén los tres a la vez disponibles y en una buena versión, previsiblemente trasladarán a Witsel de nuevo al medio centro, donde jugó la mayoría de sus 742 partidos anteriores por medio mundo.

La última media hora de aquel duelo, Witsel jugó ya como 'líbero' en una defensa de cinco de circunstancias, porque a su lado derecho lo acompañó Daniel Wass, también reconvertido a central durante el verano, antes de su traspaso al Brondby. A su izquierda siguió Reinildo Mandava. El Atlético venció en este tramo por 0-1.

Y él se quedó ahí en el Trofeo Ramón de Carranza, aunque también en el teórico equipo entonces suplente, secundado por Wass y Mario Hermoso a su lado en el conjunto inicial, que jugó desde el principio porque Simeone repartió -salvo excepciones por las lesiones- los mismos minutos entre todos los jugadores de la primera plantilla en los tres primeros test de preparación para jugar con su idea definitiva del once ante el Juventus.

"No estaban Giménez o Savic, no me acuerdo qué pasó en la pretemporada, y entendíamos que, por sus características, jugar de líbero nos podía generar una opción más de más tranquilidad en esa primera salida de la pelota y sobre todo en los saques de meta que también participa como medio centro, cuando se inserta llamémosle Giménez, Hermoso y él en esa posición o Giménez, Reinildo, como quieran ustedes", dijo Simeone.

¿UNA POSICIÓN TEMPORAL?

Para el último compromiso de pretemporada en el Centro Deportivo Continassa de Turín, a donde se trasladó el partido por seguridad por el conflicto en Tel Aviv, el escenario original del choque, fue baja Giménez, por un golpe sufrido en el Carranza, con lo que a Savic y Reinildo se sumó definitivamente Witsel para componer la defensa que empezaría la Liga también contra el Getafe, con el mismo manejo perfecto de los espacios de toda la pretemporada por el internacional belga, que lee cada acción y cada momento con una experiencia, una intuición y una determinación deslumbrante en cada lance, aparte de su facilidad para jugar el balón.

"Juega muy bien. Ha perdido muy pocas pelotas en todos los partidos y nos da algo diferente a las características que tenemos. Lo tenemos que seguir aprovechando y él tiene que seguir buscando más, porque nos servirá como medio o en esta función que la estamos descubriendo por su calidad", abundó el técnico argentino el pasado sábado tras el 4-1 al Celta, una semana antes del derbi que afrontará, salvo sorpresa, desde la defensa, quizá como central derecho, a juzgar por los primeros ensayos del técnico.

Pero no será su puesto para siempre en el Atlético. "También es verdad que vino para trabajar en el medio y ser una opción cuando Giménez y Savic (nada más coincidieron juntos los dos disponibles en un partido de este curso, en la segunda jornada ante el Villarreal, aunque con el uruguayo recién restablecido de su baja por un golpe y después por una amigdalitis) nos puedan ayudar dentro del equipo", avanzó el lunes Simeone, que tiene las serias dudas de los dos por lesión para el derbi de este domingo en el Metropolitano.

"Siempre buscaremos lo que mejor le venga al equipo. Witsel lo está haciendo muy bien, me gusta cómo lo está haciendo ahí, pero no tengo duda de que en algún pasaje de la temporada lo veremos en el medio", anunció el técnico, posiblemente cuando Savic, Giménez y Reinildo estén a la vez aptos para un encuentro, que probablemente será una vez concluido el próximo parón de selecciones nacionales. Entonces, el internacional belga podrá volver al medio centro, la demarcación para la que le ficharon el Atlético y Simeone y en la que jugará el próximo Mundial Qatar 2022.

Iñaki Dufour

(c) Agencia EFE