EN VIVO: Boca - Athletico Paranaense, por el Torneo de Verano

Goal.com

Un '9'. Lo pidió Gustavo Alfaro en enero y en julio. Lo prometió Christian Gribaudo y Nicolás Burdisso en campaña. Lo intentó negociar la nueva dirigencia, con Juan Román Riquelme a la cabeza. No hubo caso. ¿La realidad económica argentina? ¿El deseo del jugador? Elija su propia explicación. Lo cierto es que no habrá refuerzo en esa zona. Y lo cierto es que Miguel Ángel Russo nunca hizo un pedido -al menos público- por una incorporación. Tal vez porque sabía de antemano que era complicado. O tal vez porque ya se imaginaba que la posible solución la tenía adentro del plantel.

La llegada de un nombre para esa función responde a la necesidad de darle comptencia interna a los futbolistas. Que Ramón Ábila no se relaje y que tenga alguien que pueda pelearle el puesto mano a mano. Pero en sus primeras evaluaciones, el DT llegó a la conclusión de que ese hombre que parecía que iba a ser Paolo Guerrero perfectamente podía ser Mauro Zárate. Russo, un viejo conocido, se puso al hombro la misión de convencer al ex-Vélez de que vuelva a ocupar esa posición, más arriba, comprometido con el gol, y no tan atrás, como armador de juego, en el lugar que lo pensaba el cuerpo técnico anterior. Y en el primer partido que lo usó como centrodelantero, su trabajo dio frutos.

Se lo vio activo, conectándose con sus compañeros, a pesar de su habitual individualismo a la hora de resolver jugadas en ataque. Los buenos encuentros con Reynoso, Obando y Villa demostraron que puede jugar en ese lugar cuando la pelota corre por el piso y no vuela por el aire. Los dos goles que firmó ante Athletico Paranaense demuestran que también puede ser versátil: el primero, en una acción colectiva con distintos movimientos; el segundo, típico de goleador, tras una definición luego de un centro atrás.

El 2020 será el tercer año de Zárate en Boca. Vivió grandes momentos, pero a su vez tampoco pudo terminar de convencer a ninguno de los dos entrenadores que tuvo en su ciclo. La era Russo recién comienza y la intención del técnico parece más que clara: está llamado a ser la solución que necesita el Xeneize. ¿Podrá sostenerlo en el tiempo?

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias