Polonia empató ante España hasta fumando un cigarro

·3 min de lectura

Al igual que ocurrió contra Suecia, España no pudo pasar del empate frente a Polonia en su segundo partido de la Eurocopa. Los de Luis Enrique estuvieron además a un nivel más flojo que en el debut y ni siquiera fueron capaces de hacer sufrir a Robert Lewandowski y a sus compañeros en el tramo final del partido.

Hay un dicho cuando se afronta algo con tranquilidad que dice que se hace “como fumando” y en el caso de Polonia fue una realidad. Y es que antes de volar a Sevilla para disputar el encuentro, a la salida su cuartel general en la ciudad de Sopot, el guardameta del equipo, Wojciech Szczesny, fue cazado con un cigarrillo en la boca y un paquete de tabaco en la mano.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Las imágenes han sido publicadas por el diario británico ‘The Sun’ dos días después del partido. En las mismas, Szczesny va uniformado con el traje de entrenamiento de la selección polaca y está junto a sus compañeros y parte del staff, que actúan con total normalidad pese a lo sorprendente del momento. A ninguno de ellos parece extrañarle el gesto del guardameta de la Juventus.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante el encuentro Szczesny no tuvo demasiado trabajo. Poco pudo hacer en el gol de Álvaro Morata y el penalti lanzado por Gerard Moreno, la otra clara oportunidad de la que dispuso España en el partido, se marchó directamente al palo.

Wojciech Szczesny durante el penalti que Gerard Moreno lanzó al palo en el España-Polonia. (Foto: Foto Olimpik / NurPhoto / Getty Images).
Wojciech Szczesny durante el penalti que Gerard Moreno lanzó al palo en el España-Polonia. (Foto: Foto Olimpik / NurPhoto / Getty Images).

Lo cierto es que esta no es la primera ocasión en la que cazan al arquero polaco fumando. De hecho, cuando militaba en el Arsenal, llegó a encenderse un cigarrillo en el vestuario tras perder ante el Southampton el día de Año Nuevo de 2015. Arsène Wenger lo pilló y le impuso una multa de 25.000 euros. Además, nunca volvió a jugar con el conjunto gunner en la Premier League.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Poco le importó aquello al actual portero de la Juventus, que meses más tarde, justo antes de la Eurocopa de 2016, fue fotografiado por el diario ‘The Sun’ con un cigarrillo en la boca mientras disfrutaba de una salida con su pareja.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras el incidente con Wenger, Szczesny confesó que fumaba regularmente por aquella época y que su entrenador lo sabía, pero no pudo evitar encenderse un cigarrillo en el vestuario por la emoción sufrida durante el partido.

Las últimas imágenes publicadas del portero polaco demuestran que aún sigue practicando este hábito tan alejado de lo que se supone que debe ser un deportista profesional de élite, aunque después de tantas pilladas no parece que le importe demasiado.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente