Wolff cree que el abandono de Tsunoda "cambió la carrera" en Países Bajos

·2 min de lectura

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, cree que la detención a mitad de carrera de Yuki Tsunoda en el Gran Premio de Países Bajos puede haberle costado a Lewis Hamilton una oportunidad de victoria sobre Max Verstappen.

El piloto británico parecía encaminado a su primer triunfo en una temporada difícil, ya que rara vez estuvo cerca del ritmo de su rival de Red Bull luego de la apasionante batalla por el título del año pasado.

Pero una parada virtual del coche de seguridad para el japonés de Alpha Tauri cuando habían transcurrido dos tercios de la carrera le dio a Verstappen una parada gratis en boxes. Luego un coche de seguridad físico permitió que el campeón mundial hiciera otro cambio y superara a Hamilton.

Tsunoda detuvo su automóvil después de informar problemas con sus neumáticos, quitándose los cinturones de seguridad antes de recibir la orden de conducir de regreso a boxes. Después condujo por cuatro curvas más, antes de que su equipo le dijera que se detuviera nuevamente.

Hamilton finalmente se vio obligado a conformarse con el cuarto lugar, detrás de Verstappen, su compañero de equipo George Russell y Charles Leclerc de Ferrari.

El director de Red Bull, Christian Horner, sugirió que la detención de Tsunoda no tuvo efecto en el resultado de la carrera, pero Wolff opinó diferente. "Si en la lucha por un campeonato, eso sería algo que miraría de cerca", afirmó cuando se le preguntó si la FIA debería revisar el incidente.

Y agregó: "Ahora, creo que debe investigarse para la seguridad de los conductores y de todos los demás. El conductor se detuvo, se desabrochó, dio una vuelta completa, entró, no se resolvió el problema, le volvieron a poner los cinturones de seguridad, salió y paró el auto nuevamente".

"Eso probablemente ha cambiado el resultado de la carrera que tal vez podríamos haber ganado. Creo que hubiéramos tenido una buena oportunidad de ganar. El planificador de la carrera dijo que la victoria era posible. Estaba parejo, pero era posible", concluyo Wolff.

Foto: Getty Images