Xavi Hernández reincide en su victimismo por el sorteo de la Europa League

Este lunes se dieron a conocer los cruces para los dieciseisavos de final de la Europa League y el sorteo dejó un mal panorama para el Barcelona, debido a que su rival será Manchester United. Como consecuencia de ello, su técnico, Xavi Hernández ha asegurado que les ha tocado "el peor rival que les podía tocar", haciendo gala de un victimismo que ya mostró cuando su equipo fue eliminado de la Champions League en la fase de grupos tras quedar por detrás de Bayern Munich e Inter.

“Tendremos que competir, ir a Manchester contra un rival realmente duro. Es un rival histórico que ha crecido mucho con la llegada de Erik ten Hag, con grandes jugadores individuales. Nos tocó el rival más difícil, una vez más, en la Europa League”, manifestó al respecto.

A su vez, en la previa del compromiso frente a Osasuna en Liga, afirmó: “Siempre hay un rival que también tiene la obligación de ganar, como nosotros. Para competir, tenemos que analizar al Manchester. Lo intentaremos, este club nunca ha ganado la Europa League”.

“Es un reto enorme para nosotros, nuestros jugadores estarán probablemente más motivados contra un equipo fuerte”, sostuvo el técnico de Tarrasa. La campaña anterior, primero le tocó superar al Nápoles, luego al Galatasaray y después fue eliminado por Eintracht Frankfurt en cuartos.

Además, en este enfrentamiento, los blaugranas se reencontrarán con una de sus bestias negras: Cristiano Ronaldo, que les ha marcado 20 goles en 34 partidos (nueve en Liga, dos en Champions, cinco en Copa del Rey, y cuatro en la Supercopa de España).

En ese sentido, el técnico del Barcelona refutó las insinuaciones de que el delantero del United está en declive a pesar de sus problemas esta temporada, y remarcó: “Me parece un gran jugador que ha marcado una época y que todavía puede marcar la diferencia”.

“Me gusta ganar, odio perder, sea quien sea el que esté delante de mí. Quiero ganar y ser competitivo”, concluyó. Los culés ganaron sus últimos cuatro partidos ante el United, incluyendo las finales de la Champions League 2009 y 2011, por lo que el historial los favorece.