Zidane está a las puertas de un partido que podría definir su futuro en el club

Pablo Falcones
·2 min de lectura

El Real Madrid está haciendo una temporada irregular, con muchos altibajos. No obstante, estamos a mediados de marzo y sigue vivo en las dos competiciones más importantes en liza, LaLiga y la Champions League. Hoy ante la Atalanta se juegan su futuro en esta última, la más especial y con la que siempre han tenido un idilio. Traen el 0-1 de la ida.

Atalanta v Real Madrid - UEFA Champions League Round Of 16 Leg One | Emilio Andreoli/Getty Images
Atalanta v Real Madrid - UEFA Champions League Round Of 16 Leg One | Emilio Andreoli/Getty Images

El partido puede ser definitorio, que no definitivo, para el futuro de Zidane como entrenador blanco. Es cierto que el francés se ha ganado un hueco en el corazón de los madridistas y en la historia del club, con sus tres Champions seguidas, su liga del coronavirus y sus 11 títulos en total. Pero una eliminación en octavos puede ser una presión muy fuerte a soportar.

Hace dos años, el baño del Ajax que puso fin a la temporada del Real Madrid (1-4) también supuso el despido fulminante de Solari y precisamente el regreso del francés. Un varapalo similar hoy no creo que conlleve el cese de Zizou, pero como dije antes sí que puede marcar la línea de futuro que pueda seguir.

Ayer en rueda de prensa dijo que quería ver triunfar a Hazard con él o con otro en el banquillo. Es hilar muy fino pero, ¿podría estar dando una pista de su futuro? Recordemos que el desgaste que conlleva el banquillo del Real Madrid llevó al francés a dejar el club cuando lo tenía en lo más alto, tras haberle ganado la tercera Champions seguida, la Decimotercera, al Liverpool (3-1).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ese desgaste sin duda debe de estar pasándole factura de nuevo. A día de hoy, la idea del club es que continúe, y ya la temporada que viene será una historia diferente (en cuanto a fichajes). Quedarse fuera de la Champions, de la competición que Zizou ha hecho suya por méritos propios, podría marcar su futuro. Podría estar pensando en dar él un paso al lado. Este club pesa muchísimo, y eso lo nota hasta el mismísimo Zidane.