Zidane no recupera efectivos

Agencia EFE
·2 min de lectura

Madrid, 22 nov (EFE).- El Real Madrid comenzó a preparar el partido del miércoles contra el Inter de Milán (21:00 horas CET, -1 GMT) sin poder contar con los ausentes en Villarreal (1-1) ya que los brasileños Casemiro y Éder Militao, que dieron un resultado indeterminado en los últimos test de covid-19 de LaLiga, a pesar de haber dado negativo antes hasta en dos ocasiones, están a la espera de otro negativo, y Karim Benzema continúa con molestias en la cadera y se entrenó en solitario.

Además, el técnico francés Zinedine Zidane tiene las bajas del serbio Luka Jovic tras haber dado positivo en coronavirus después de jugar con su selección. Ausencias a las que hay que sumar a los españoles Sergio Ramos y Álvaro Odriozola y al uruguayo Fede Valverde, todos por lesión.

Tras el empate frente al Villarreal (1-1), el conjunto blanco ya puso la mente en un trascendental encuentro en el que necesitan sacar algo positivo para no complicarse en exceso sus posibilidades de estar en octavos de final de la Liga de Campeones. El Madrid ocupa la tercera posición del grupo con cuatro puntos, dos más que su rival, el Inter.

Un entrenamiento en el que los titulares contra el conjunto castellonense realizaron carrera continua sobre el césped de la Ciudad Deportiva de Valdebebas y posteriormente trabajaron en el gimnasio. El resto del grupo disponible completó diferentes ejercicios de posesión y presión para después efectuar disparos a portería y disputar varios partidos en espacios reducidos, según informó el club en un comunicado.

Benzema siguió apurando sus opciones de estar disponible para la ‘Champions’ ya que sufre molestias en la cadera. El cuerpo técnico no quiso forzar y por ello se quedó en Madrid para el partido contra el Villarreal. Con dos entrenamientos antes del encuentro frente al Inter, el delantero galo se entrenó en solitario tanto sobre el césped como en el gimnasio.

(c) Agencia EFE