Zidane sigue siendo talismán en las prórrogas

El entrenador del Real Madrid ha logrado ganar las cuatro que ha disputado desde que dirige el conjunto blanco, incluida esta frente al Bayern Múnich.

El Real Madrid recibía este martes al Bayern de Múnich en el Santiago Bernabéu con la ventaja del 1-2 de la ida en el Allianz Arena. Por ello, nadie sospechaba que se pudiera llegar a una prórroga en el partido de la vuelta. Pero así fue, tras el gol de Sergio Ramos en propia puerta que suponía un nuevo 1-2. Esta vez, en Madrid.

La prórroga era buena señal para el Real Madrid de Zinedine Zidane. En primer lugar, porque el Bayern estaba con un jugador menos tras la expulsión de Arturo Vidal en el minuto 83 de partido. Lo que otorgaba a los blancos treinta minutos más en superioridad numérica sobre el campo.

Pero también, porque los precedentes del equipo blanco en prórrogas eran inmejorables con Zidane en el banquillo. No obstante, desde que llegó al primer equipo merengue, el técnico galo había tenido que disputar tres prórrogas, y todas habían significado un título para el Real Madrid: final de la Champions League, final de la Supercopa y final del Mundial de Clubes. Justo los tres títulos que figuran en el palmarés del francés como entrenador. 

Y esta vez no iba a ser de otra manera. El Real Madrid fue arrollador en el tiempo extra contra un Bayern lastrado por la expulsión de Vidal y logró hasta tres goles para sentenciar la eliminatoria. Ronaldo, en dos ocasiones más para alcanzar los 100 goles en la Champions League, y Asensio, tras una gran jugada personal, establecieron el 4-2 definitivo. Zidane sigue teniendo su flor; Zidane sigue siendo talismán en las prórrogas para el Real Madrid.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines