Zidane vuelve con plenos poderes para hacer la revolución que no se atrevió… o que no le dejaron

Yahoo Deportes

Es imposible criticar la vuelta de Zidane al Real Madrid. Si cuando decidió irse, causó un terremoto y una tremenda tristeza en el madridismo, su regreso supone una transición relativamente tranquila hacia una etapa que nada tendrá que ver con la anterior.

Florentino ha preferido la unanimidad que supone la vuelta de Zizou al conflicto eterno que hubiera sido que el elegido hubiera sido Mourinho. Dejando a un lado los gustos de cada uno, es innegable que el galo va a traer calma a un club que está muy necesitado de ella, un equipo que va de un incendio a otro. El luso era rock and roll, pero también enfrentamientos constantes con la prensa y dudas sobre cómo le iban a acoger los pesos pesados del vestuario.

Zidane saluda a Bale cuando ambos coincidieron en el Real Madrid (ARCHIVO).
Zidane saluda a Bale cuando ambos coincidieron en el Real Madrid (ARCHIVO).
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Ahora la cuestión es qué va a pasar con Zidane, cómo va a afrontar esa revolución para la que él mismo parecía no verse preparado este verano. El tiempo que lleva alejado de los banquillos le habrá dado perspectiva y, probablemente, le habrá reafirmado en todo lo que pensaba. Eran necesarios numerosos cambios en un equipo que solo competía cuando quería.

La duda que tengo con lo que pasó antes del verano, con esa huida que sorprendió a todos, es si el técnico galo se fue porque no se veía con fuerzas para acometer los cambios necesarios o si creía que no iba a tener el apoyo de Florentino debido a los constantes éxitos en la Champions. Sea como fuere, Zidane va a llegar a un equipo que conoce a la perfección y del que sabe perfectamente qué es lo que falla. Él mismo vaticinó lo que iba a pasar en el Madrid, de una manera indirecta.

No está ya Cristiano, del que intuyo que ZZ consideraba un problema para el medio plazo, y el primero en salir será Gareth Bale. Nunca tuvieron buena relación, y el galés, llamado a ser la estrella post-CR y que ha sido una enorme decepción, dejará el Real Madrid este verano con toda seguridad.

La salida del galés será una declaración de intenciones, pero estoy seguro de que no será ni mucho menos la única y que habrá sorpresas. Recordemos lo tristes que sonaban las palabras de Zidane en su despedida cuando hablaba de episodios como el de la eliminación copera ante el Leganés. Todo lo que vivió no se arregla con una o dos bajas ilustres, Zizou ha aceptado el cargo, pero lo ha hecho con la condición de tener plenos poderes. La duda es si hará solo varios retoques importantes o al Madrid le espera una revolución.

También te puede interesar:

La resaca que deja los clásicos: un Real Madrid mediocre y muchos señalados

Barra libre para atizar a Ramos: la última, el documental

Uno de los mayores ridículos de su historia con el Real Madrid ‘de los ocho nominados al Balón de Oro’

Otras historias