La amarilla más innecesaria de Neymar

En el choque ante el Monaco