Destroza la canasta con un mate y casi termina en desgracia

Los jugadores de un partido de baloncesto en una escuela de secundaria de Alabama, en los Estados Unidos, se vieron sorprendidos recientemente por el desplome de la estructura metálica que sostenía una de las canastas del pabellón en el que jugaban. La instalación se vino abajo tras una jugada espectacular que acabó con uno de los deportistas colgado del aro.

El autor del mate es KeShawn Murphy, integrante de la Ramsay High School de Birmingham, que ha publicado el momento del incidente en su perfil de Instagram. Por suerte, la acción no tuvo mayores consecuencias. Acabó en una simple anécdota pero podría haberse convertido en una tragedia.

En el vídeo compartido en redes sociales, KeShawn aparece corriendo y elevándose para agarrar el balón en el aire y volcarlo sobre las cesta. Tras anotar, se cuelga del aro y la estructura que sujeta el tablero cede, empieza a caer y se acaba desplomando sobre el parqué.

Por suerte, el jugador tuvo los reflejos suficientes para saltar y apartarse corriendo de la trayectoria del armazón metálico. El resto de los jugadores de ambos equipos también pudieron esquivar el golpe dispersándose hacia los lados.

Este incidente se produjo el viernes pasado durante el enfrentamiento entre el Ramsay High School y el Carver High School cuando faltaban poco menos de cinco minutos para acabar el partido e iban 61 a 44 a favor de los locales.

“Yo estaba gritando a la defensa cuando escuché un ruido. Me volví para mirar qué pasaba y vi a uno de mis jugadores corriendo hacia mí. Vi colapsar la estructura y contuve la respiración para que no golpeara a ninguno de ellos”, explicó conmocionado el entrenador de Ramsay, Denton Johnson.

KeShawn Murphy es un ala-pívot de casi dos metros de altura con un futuro prometedor en el baloncesto tras comprometerse con la Universidad de Mississippi para jugar la próxima temporada en este equipo.