El Monte Everest ya es el mayor vertedero del mundo

Tiendas de campaña, botellas de oxígeno, bombonas de gas, piolets, cuerdas, e incluso heces humanas forman parte del paisaje que los escaladores se encuentran en el ascenso de 8.848 metros. El peor escenario se encuentra en el campamento dos, situado a 6.400 metros sobre el nivel del mar. Unos alpinistas de Nepal bajaron alrededor de 25 toneladas de basura y 15 toneladas de residuos orgánicos el año pasado, y a medida que aumenta el número de escaladores, el problema se agrava. A pesar de que solo la mitad los que han subido el pico han cumplido con el requisito de recoger ocho kilos de basura en 2018, en lo que va de año ya se han superado las 40 toneladas de basura recolectadas en 2017.