Un pasajero de Ryanair asume el sobrecoste por exceso de equipaje de una mujer con dos hijos que no podía asumirlo

Ocurrió en el aeropuerto de Ibiza, en un vuelo fletado por Ryanair con destino al aeropuerto de Stanted (Gran Bretaña). Un joven pasajero intervino para pagar el recargo de 50 libras que debía abonar una madre con 3 hijos para facturar su bolsa de viaje. Al intentar viajar con ella en cabina, el personal del aeropuerto consideró que su equipaje superaba las dimensiones máximas para ser considerado bulto de mano y por ello, debía trasladarse a la bodega con un cargo extra.

En ese momento, ante la angustia de la madre, uno de los pasajeros del mismo vuelo intervino y dijo “no te preocupes, yo te lo pagaré” . El momento en el que el joven abona las 50 libras ante una madre conmovida con el gesto fue grabado por otro de los viajeros en la cola de embarque.

En las imágenes se ve cómo el hombre espera pacientemente su turno para pagar el recargo ante la mirada entre estresada y sollozante de la madre con los niños correteando alrededor. Claramente abrumada, se ve como la mujer se lleva las manos a la cabeza y empieza a hundirlas en su pelo, en un gesto de ansiedad. Al ver su preocupación, su salvador se da la vuelta y la tranquiliza, diciendo: “Está bien, está bien”.

El autor ha compartido el vídeo en Twitter, con esta descripción: “Bien hecho por este joven héroe por pagar los ridículos gastos de equipaje de Ryanair a una madre angustiada que viajaba con tres hijos (que no recibió ninguna indulgencia del personal de tierra). “El vuelo de Ibiza a Stansted estaba medio vacío, no estoy seguro de la diferencia que unos centímetros pudieran tener”.