Kylian Mbappé arruina el que pudo ser uno de los mejores goles del año

El PSG ganó in extremis su partido contra el Troyes por 4-3, aunque bien pudo haber sentenciado antes. En el minuto 65 del encuentro, Neymar Jr. realizó una jugada individual de gran talento y belleza estética, que culminó con un pase de tacón a Kylian Mbappé, quien se encontraba desmarcado dentro del área. El internacional francés, sin embargo, erró en el mano a mano y arruinó lo que hubiese sido un golazo de bandera.

Alertado por las dos ventajas que adquirió el Troyes, Leo Messi tiró de galones y del talento que ha mostrado a lo largo de su carrera para desperezar al París Saint-Germain y sacar adelante el compromiso de la decimotercera jornada de la ligue 1 francesa que domina con solvencia.

No terminó de dejarse sorprender el cuadro de Christophe Galtier ante un rival habitualmente sometido a la presión del descenso y este año aliviado gracias a marcadores aseados en el ecuador de la tabla por ahora. Dio buena sensación el conjunto de Bruno Irles que afrontó el compromiso sin complejos y que hizo todo por salir con algún premio del Parque de los Príncipes. Lo intentó hasta el final.

El PSG, que nunca ha perdido en su campo con el Troyes en la Ligue 1, afrontó con cierto relax la vuelta a la liga después de sellar su clasificación para los octavos de Liga de Campeones. Apuntaba bien la visita del equipo de Irles que no ha logrado ganar en sus últimos cuatro partidos.

Pero el choque se enquistó casi desde el arranque para los parisinos porque en un contraataque, un centro desde la izquierda de Abdu Conte no lo pudo aprovechar Rony Lopes que vio la llegada del guineano Mama Balde que batió a Gianluigi Donnarumma.

Iba en serio el Troyes. Pero el PSG jugó con el marcador. Reaccionó aunque a medio gas y sin inquietar en exceso a los visitantes. Bastó un pase al espacio de Neymar hacia Carlos Soler para que el español, dentro del área, batiera a Gauthier Gallon y estableciera el empate. El portero del Troyes, al borde del descanso, frenó al campeón al detener un cabezazo de Leo Messi.

No se asustó el Troyes, que volvió a tomar ventaja al inicio de la segunda parte, en el 52. Otra vez Mama Balde. Dejó en evidencia a la zaga parisina. Especialmente a Presnel Kimpembe. El guineano recibió un centro de Wilson Odobert. paró el balón, se dio la vuelta sin oposición, y marcó.

Fue entonces cuando Messi tiró de galones. Tres minutos duró la ventaja visitante. El astro argentino recibió un balón de Sergio Ramos y desde fuera del área ejecutó un tiro imposible para Gallon.

Tomó ventaja a la hora de juego. Messi filtró una pelota a Neymar que se coló entre los centrales del Troyes y no falló. Envió la bola a la red y puso por delante a los parisinos que parecieron sentenciar a diez del final, con una falta dentro del área de Gauthier Gallon sobre Kylian Mbappe. El francés ejecutó desde los once metros. No falló. No faltó a la fiesta de la tripleta ofensiva del campeón.

Aún así no se rindió el Troyes que se metió otra vez en el partido con el gol del croata Ante Palaversa a pase de Renaud Ripart. Le faltó tiempo y acierto al equipo de Irles y le bastó al París Saint Germain para acentuar su liderato.