Un jugador pakistaní que nació sin manos se convierte en maestro del snooker golpeando la bola con la barbilla

Mohammad Ikram es un joven pakistaní de 32 años que nació sin brazos en una aldea cercana a la localidad de Punjab, pero sorprendentemente esta limitación no le ha impedido convertirse en un maestro del snooker golpeando la bola con la barbilla.

Ikram se sintió atraído por el billar cuando tenía 10 años viendo a sus amigos jugar en mesas polvorientas en la calle frente a su casa. Él los observaba y trataba de dar con la fórmula para poder practicar junto a ellos.

Al cabo de un tiempo, el joven ideó su propio estilo y acudió a un club de billar de la localidad de Samundri para jugar. Inicialmente, el dueño, Mohammad Nadeem, así como los asiduos del lugar le dijeron que no lo conseguiría pero la habilidad del joven golpeando la bola con la parte inferior de su boca les hizo cambiar de opinión.

Ikram comenzó entonces a recorrer diariamente los 12 kilómetros que separan el club Cue para entrenar en una de sus siete mesas y toda esta preparación le ha llevado a ganar tres torneos locales.

El joven emplea las mismas técnicas que utilizan los campeones de snooker con la única diferencia que golpea la bola blanca con la barbilla. Para llegar hasta ella, se recuesta sobre la mesa y estira su cuerpo y su cuello al máximo.

Mohammad Ikram es capaz de modular la fuerza de golpeo en cada jugada e, incluso, de darle el efecto necesario a la bola. Un técnica que ha ido depurando con el paso de los años.

Los medios de comunicación ya se han empezado a hacer eco de la historia de superación de este joven que ahora sueña con viajar al extranjero para enfrentarse a otras personas.

Por este motivo, ha solicitado el apoyo del gobierno pakistaní y de su primer ministro, Imran Khan, la exestrella del cricket que al equipo del país a la victoria de la Copa del Mundo de 1992.