Los jugadores del Toledo retiran la nieve del campo con sillas y mesas para poder entrenar

La llegada de la borrasca Filomena está dejando en España estampas propias del centro y el norte de Europa, con paisajes completamente nevados. La bajada de temperaturas en algunas comunidades como Castilla-La Mancha está provocando las primeras nevadas de unos días gélidos.

En Toledo, donde ya ha habido más de 40 incidencias en pocas horas, ya se hacen notar los efectos de las inclemencias del tiempo. Algo que han sufrido los jugadores del CD Toledo, que han encontrado el estadio Salto del Caballo y las instalaciones de entrenamiento anexas cubiertas por una espesa capa de nieve.

Para poder llevar a cabo la sesión de entrenamiento programada, los futbolistas han tenido que retirar la nieve con sillas y mesas. Una circunstancia que ha sido aprovechada por el cuerpo técnico para que los miembros del equipo hiciesen de forma lúdica ejercicios de fuerza y resistencia, algo que ha sido elogiado en redes sociales por profesionales de la preparación física.

El equipo dirigido por Roberto Aguirre marcha líder del subgrupo 2 de la Tercera división manchega (grupo XVIII) con 19 puntos y tienen como objetivo conseguir el ascenso a Segunda B, una categoría en la que no militan desde hace tres temporadas. Este fin de semana rinden visita al Azuqueca.

La temperatura mínima de este jueves en Toledo se ha situado en -1º, pero se espera que al comienzo de la próxima semana se puedan alcanzar los -9º, por lo que este tipo de sesiones preparatorias pueden ser habituales en los siguientes días para numerosos equipos de la meseta y el norte del país.