La lección de deportividad de estos adolescentes en un derbi de máxima rivalidad

Un ejemplo de juego limpio. Así calificaba el Cádiz CF Virgili en su cuenta de Twitter, la situación vivida este sábado en el mini-derbi provincial que disputaba el equipo juvenil de 1ª Andaluza de fútbol sala frente al Xerez DFC Futsal. En un momento del encuentro, el equipo cadista se dejó marcar un gol en propia puerta tras anotar previamente un tanto con el portero del equipo contrario lesionado

En el último tramo de la primera parte del partido, el jugador del Cadiz CF Virgili , Óscar Ruz, anotaba un gol sin darse cuenta de que el portero rival, Álvaro Macarro, se dolía del hombro.

Al comprobar los gestos de dolor del portero xerecista tumbado en el suelo, los jugadores del equipo amarillo fueron a interesarse por él. La reacción fue la de dejarse anotar un gol a puerta vacía, para compensar el tanto anotado con el portero del Xerez DFC Futsal dolorido.

En aquel momento el Cadiz CF Virgili iba por delante en el marcador, en un partido que terminó con el resultado favorable de 7 goles a 5 para el equipo amarillo, que se llevó la victoria.

El Cádiz CF Virgili publicaba en redes sociales un mensaje de ánimo a al cancerbero xerecista: "Afortunadamente el portero del Xerez DFC Futsal, Álvaro Macarro, pudo acabar la primera parte. Le deseamos una pronta recuperación total para que pueda seguir ayudando a su equipo en el tramo final de liga".