Luis Enrique, con la camiseta y el espontáneo aplauso

Posa con una sonrisa después de los malos momentos.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias