Está a punto de ahogarse bajo un lago helado porque no encuentra el agujero para salir

Yahoo España Originales

Las imprudencias se pueden pagar muy caras. Y si no que se lo digan a un joven que puso en riesgo su vida al introducirse en un lago para bucear bajo la capa de hielo que lo cubría.

Este incidente ocurrió en Utah, en los Estados Unidos, donde el joven, de nombre Jason, decidió abrir dos agujeros en el manto de hielo que se había formado sobre el agua del lago.

El objetivo de Jason era introducirse por uno de ellos, sumergirse y bucear en línea recta hasta el segundo punto. Pero el chico no había contemplado todos los escenarios como, por ejemplo, qué hacer en caso de desviarse mínimamente.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pues bien, tras zambullirse, empieza a bucear hacia el agujero de salida situado a unos metros de distancia pero no lo encuentra. Es entonces cuando decide darse la vuelta para volver al orificio por el que había entrado, pero tampoco logra encontrarlo.

Tras unos angustiosos segundos en los que se le puede observar a través del hielo, el buceador logra dar con el agujero de salida justo antes de quedarse sin oxígeno.

En cuanto alcanza la superficie y consciente de lo que podría haber ocurrido, empieza a respirar profundamente tratando de recuperar el aliento.

Jason estuvo poco más de 50 segundos bajo el agua pero la baja temperatura, la falta de orientación y la angustia estuvieron a punto de jugarle una mala pasada.

Toda la secuencia se puede ver en un vídeo que el propio joven ha compartido en sus redes sociales y que fue grabado por una amiga que seguía la escena desde el otro lado de la capa de hielo absolutamente ajena al peligro en el que se encontraba el chico.

Otras historias